Daniel Jiménez. 8 abril

Los insultos de un grupo de aficionados hacia el futbolista morado Johan Venegas, mientras brindaba entrevistas en una zona exclusiva para la prensa, podrían acabar en un castigo simbólico de ¢100.000.

El Reglamento Disciplinario de la Primera División, publicado en los sitios web de la Fedefútbol y la Unafut, habla de una multa económica en su artículo 64, cuando se refiere a las agresiones e insultos a la autoridad pública, seguridad privada o a las personas nombradas en el artículo 3 (jugadores), incluyendo los árbitros.

(Video) Aficionados de Alajuelense llegan a la zona mixta e insultan a Johan Venegas

El artículo cita: “El club organizador de un partido de fútbol será objeto de sanción si se dieren los siguientes hechos: En caso de que cualquiera de las personas enumeradas en el artículo tres de este reglamento incluyendo los árbitros, cualquier autorizado a estar dentro del terreno de juego como la seguridad privada, Cruz Roja o la Autoridad Pública, en el ejercicio de sus funciones, fueren objeto de agresiones verbales e insultos por parte de aficionados en las instalaciones con ocasión de la celebración de un partido, se le impondrá una multa de cien mil colones la primera vez, ciento cincuenta mil colones la segunda vez y doscientos mil colones las veces siguientes”.

La Unafut tiene el reporte de lo sucedido la noche del sábado entre unos seguidores que llegaron hasta una zona restringida para insultar a Johan Venegas.

Por este motivo, el Tribunal Disciplinario de la Fedefútbol tocará el tema este martes.

Miguel Chacón, presidente de ese tribunal, solo indicó: "No puedo adelantar nada".

Además, Otto Patiño, vicepresidente de la Unafut, explicó que la zona mixta es un espacio exclusivo para la prensa y no para aficionados.

“En zona mixta solo puede estar la gente que está autorizada expresamente. No se debería dejar ingresar, hay una falla en la seguridad y los accesos son limitados. De esto hablaremos con el Comité Director de la Unafut mañana (martes). Tenemos que tomar cartas en el asunto, esas zonas son limitadas, no puede entrar cualquier persona", explicó Patiño.

"Gracias a Dios no pasó a más, pero si Venegas se hubiera devuelto quién sabe qué hubiera pasado. Son terceros que no tienen nada que hacer ahí”, agregó el vicepresidente, quien reconoció que la eventual multa que recibiría el club se puede considerar “baja”.

“Es algo que nosotros hemos tocado en el Comité, que en muchos casos, las multas nos parecen muy pobres, paupérrimas para sentar responsabilidades, y para que a la gente le duela tienen que ser fuertes, para un altercado como el de ayer parece risible”, concluyó.

En el Saprissa se han limitado a felicitar a Johan Venegas por guardar la calma en un momento de tensión.

“Johan Venegas demuestra nuevamente su carácter, sus valores, su fortaleza y su inteligencia emocional. Afortunados de tenerlo en el Saprissa. Nadie se merece esos insultos, indistintamente de los colores de camisa", externó el jerarca del club, Juan Carlos, vía Twitter.

En el bando manudo enviaron un comunicado de prensa en el que afirman que el tema está en investigación. Al mismo tiempo, le ofrecieron disculpas al futbolista.

“Por razones que estamos investigando, un pequeño grupo de aficionados se encontraban en el perímetro de la zona donde únicamente se permite el ingreso a los medios de comunicación. Este es un hecho aislado y tomaremos las acciones necesarias para garantizar que no vuelva a suceder”, cita el texto.

En el torneo pasado sucedió algo similar con el portero Leonel Moreira, cuando militaba con Herediano.

Sobre la ofensa hacia el jugador, el comunicado agregó que “Alajuelense le pide una disculpa y a su club por las acciones bochornosas a las que fue expuesto, y no representan el sentir del club".

El boletín finaliza con una promesa de que no permitirán que esto vuelva a suceder en su estadio.