Fiorella Masís. 27 enero

Jafet Soto insultó a los árbitros al finalizar el primer tiempo entre Herediano y Saprissa, así lo confirmó el informe arbitral de Allen Quirós, réferi central del compromiso que ganaron los florenses 4-1.

En el segundo tiempo Allen Quirós expulsó a Diego Giacone, asistente de José Giacone (en la foto) en el Estadio Eladio Rosabal Cordero. Fotografía: John Durán
En el segundo tiempo Allen Quirós expulsó a Diego Giacone, asistente de José Giacone (en la foto) en el Estadio Eladio Rosabal Cordero. Fotografía: John Durán

Esto confirma las denuncias hechas por los jugadores morados, quienes después del partido aseguraron que Soto, a junto a otros directivos, atemorizaron e insultaron a los árbitros.

Algo muy similar es lo que refleja el informe, publicado este lunes por Deportivas Columbia.

Esto fue lo que escribió Quirós:

“Al finalizar el primer tiempo en la zona de camerinos estaba esperándonos el señor Jafet Soto Molina de manera vulgar, ofensiva, amenazante, soez, comenzó a gritarnos diciendo: 'Sos un maricón, no sirven para nada, siempre es la misma m... con vos, reporten lo que les dé la gana, son una mi... como todos los h... árbitros de aquí, reporten lo que les dé la gana que para eso yo pago”, escribieron en el informe.

Michael Barrantes, Johan Venegas y Mariano Torres aseguraron que la actitud de Soto condiciona el trabajo de los réferis, quienes cambian su manera de pitar en los segundos tiempos en los partidos en el reducto florense.

El domingo, al terminar el compromiso, se le consultó a Jafet sobre esta situación; sin embargo, contestó a las acusaciones en forma escueta: “No tengo por qué decírtelo. Buenas noches”, y se retiró del inmueble.

Una de las acciones más polémicas del primer tiempo entre Herediano y Saprissa fue un gol anulado a los rojiamarillos.

En el minuto 37 Rándall Azofeifa cobró un tiro de esquina, la pelota se coló hasta el fondo, pero el tanto no contó por una supuesta falta de Ariel Soto sobre el arquero Aarón Cruz.

Tras el descanso, no existió ninguna acción polémica contra los locales. Incluso, el trabajo de Quirós mejoró. Las dos tarjetas rojas contra Saprissa se dieron por constantes reclamos de Mariano Torres y después por una falta evidente de Barrantes sobre Yendrick Ruiz.

Pese a eso, los tibaseños consideran que los segundos tiempos toman un giro diferente cuando Jafet insulta a los árbitros.

“Jafet Soto se mete en la zona mixta cuando vienen el cuarteto arbitral, se brinca las vallas y grita de todo en la puerta del camerino y todo lo qué pasa se nota en el segundo tiempo”, aseguró Barrantes.

Posibles sanciones. Esas palabras expresadas por Jafet Soto le ocasionarían un castigo, el cual es meramente económico.

Esta no sería la primera vez que el gerente deportivo del Team se ve envuelto en polémicas de este tipo.

La más reciente sucedió en noviembre de 2019, en el partido de ida de la semifinal ante Saprissa. En ese entonces el réferi central fue Ricardo Montero.

La sanción por ofender al central se tradujo en un ¢1 millón contra el Herediano, “debido a que el dirigente Jafet Soto y Roberto Carpio utilizaron lenguaje ofensivo e insultante en contra de un oficial de partido una vez finalizado el encuentro. Por esta razón se les impuso 400 mil colones a cada uno, además 100.000 por infringir las normas fair play".

Algo similar podría suceder en esta oportunidad. Son dos los artículos del Reglamento Disciplinario que caben en este tipo de situaciones.

Uno de ellos es el 41, el cual se refiere a “Ofensas al honor, insultos y amenazas por parte de un miembro de un club a las personas del Artículo 3 y a los árbitros”.

La multa es ¢400.000 la primera vez, ¢450.000 la segunda vez y de ¢500.000 la tercera vez y veces siguientes.

También está el artículo 29, referente a las faltas en contra del juego limpio. Entre las normas está “respetar a los adversarios, a los compañeros, a los árbitros, a los oficiales y a los espectadores".

En este caso, quien lo incumpla se expone a una sanción de ¢100.000.