Esteban Valverde. 30 julio
Douglas Sequeira junto a su familia compuesta por su hija, Brianna, su esposa, Andrea y su hijo, Douglas. Fotografía: Cortesía
Douglas Sequeira junto a su familia compuesta por su hija, Brianna, su esposa, Andrea y su hijo, Douglas. Fotografía: Cortesía

Douglas Esteban Sequeira Borbón está próximo a cumplir los 17 años, sin embargo para la actual pretemporada del primer equipo del Saprissa fue tomado en cuenta como uno de los juveniles con proyección. Él es el hijo de Douglas Sequeira, histórico jugador morado, y Andrea Borbón.

Pese a que la familia Sequeira Borbón es completamente futbolera, el principal orgullo para los Sequeira es el gran rendimiento académico que tiene su hijo, quien siempre ha soñado con seguir los pasos de su padre, empero debía cumplir con ciertos requisitos para alcanzar esa meta.

Douglas y su esposa fueron claros con su primogénito: ‘¿Quiere ser jugador?’, está bien, pero el estudio me lo lleva de la mano', le aseguraron. La frase, en muchos casos es un lugar común, pero en el caso del hijo del exjugador el compromiso fue total y él entendió que si quería una situación tenía que rendir en la otra.

"Me salió futbolista, siempre lo he apoyado en el sueño de que tiene de ser jugador, pero él sabe que debe ir con el estudio de la mano. Él está en Saprissa desde los cinco años y siempre ha estado, estaba en la U-17 y hace una semana se lo llevaron al primer equipo. Para nosotros es una gran alegría y le doy consejos de que escuche y aprenda del técnico y el cuerpo técnico, que vaya humilde", explicó Sequeira.

El exzaguero no tiene reparo en aceptar que ver a su hijo exitoso en la vida estudiantil le infla el pecho, en su tono de voz se nota el orgullo. De hecho su misma esposa confiesa que probablemente ese logro, de terminar el colegio, hace más feliz a Douglas que otros.

Una y otra vez, el papá repite que su hijo ya domina una segunda lengua, el inglés. "Eso me pone muy feliz", dijo.

"Él es defensa central izquierdo, yo mido 1.87 y ya me pasó, yo desde que supe que quería ser jugador le dije que lo zurdo es una ventaja a nivel país y mundial porque no hay muchos, debe sacarle provecho a eso. Yo siempre lo he motivado y he sido crítico porque yo vengo de una familia futbolera, siempre le he dicho la verdad de que no solo debe entrenar bien, sino de forma responsable. Yo a él le dije que sin esfuerzo no hay nada por más talento. Como papá estoy muy orgulloso, él me vio en mi carrera entonces es muy maduro, lo veo muy centrado y lo más importante es que es muy buen estudiante", profundizó.

Douglas hijo ya finalizó su etapa colegial, con lo que tendrá un año para decidir qué carrera estudiar a nivel universitario, sin importar cómo avance su carrera deportiva.

"Vieras que él siempre tomó bien el estudio y la disciplina y le dijimos que tiene que salir bien si quiere jugar y él cumplió. Ahora solo está con el inglés. Ya él sabe que el otro año tiene que ir a la universidad, independientemente de cómo evolucione lo demás", explicó Andrea Borbón, la madre.

Borbón ha sido pieza clave en el desarrollo de su pequeño, ya que Douglas por razones obvias de su carrera deportiva no podía llevarlo a entrenar o asistir a todos los partidos.

“Siempre ha sido demasiado fiebre a la bola, lo llevábamos a entrenar. Siempre la mamá con el chiquito y la bola, pasó un proceso en que iba a entrenar a las 5 a. m. entonces le dijimos: ‘si usted quiere ir a Saprissa, usted pone su alarma y nos levanta para llevarlo... Así lo hizo. Luego, en élite almorzaba en el carro para poder entrenar, ahora verlo ahí cerca de la Primera División imagínese el orgullo de mamá”, añadió.

Al consultarle a la mamá: ¿Cuál es el principal sacrificio de intentar llevar a un hijo al profesionalismo deportivo? Ella reflexionó por unos segundos y respondió:

“La hermana, Brianna, porque cuando elLa nació, él tenía 5 años y ella se levantaba a las 6 a. m. para llevar a Douglas a entrenar. Ella es muy buena hermana, casi siempre le gusta ir a verlo jugar”, acotó.

Ser un Sequeira significa administrar un legado futbolístico con el apellido, porque un tío de Douglas, Alejandro Sequeira y su padre fueronn figuras emblemáticas de la escuadra más exitosa del país: Saprissa.

"Él por nosotros tiene mucha experiencia en el ambiente futbolístico, ahora que está arriba le digo que aproveche la oportunidad, que tenga un gran crecimiento, que vaya humilde y que haga caso y aprenda mucho con Walter y Marco Herrera. Le digo que trabaje fuerte y escuche y aprenda y vea como es el alto nivel", contó el entrenador que ahora forma parte de la Fedefútbol.

Douglas Sequeira Borbón ha hecho toda su carrera en las divisiones menores de Saprissa. Fotografía: Cortesía
Douglas Sequeira Borbón ha hecho toda su carrera en las divisiones menores de Saprissa. Fotografía: Cortesía

Pero, ¿llevar el apellido puede ser un peso de más?

"Yo eso lo tengo claro, pero no me inquieta porque nadie le ha regalado nada, él desde pequeño ha sido esforzado, él sabe que hicimos nosotros, pero él entiende y la mamá y yo le hemos hablado de eso, sabe cómo reaccionar ante las situaciones. En divisiones menores llegan a finales y el público se mete mucho, pero ha madurado en ese aspecto. Yo le digo que él tiene que hacer lo de él, lo de nosotros es aparte", finalizó Douglas.

Por su parte, Alejandro reveló el orgullo que siente por su hijo mayor, quien juega en el fútbol universitario de Estados Unidos y su sobrino que está cerca de recalar en la máxima división.

“De parte de nosotros tendrán todos los consejos y guía necesaria. Mi hijo optó por ir a estudiar Negocios y Finanzas a Estados Unidos, mientras en el caso de Douglas él hizo todas las ligas menores en Saprissa y ya para a que su edad esté en el primer equipo es por algo. Siento que le podemos ayuda mucho nosotros para el manejo de presión. Ahora él debe romper el hielo y ganarse un espacio en el club”, expresó.