Juan Diego Villarreal. 8 junio, 2016
El Herediano presentó a Juan Pablo Vargas (segundo de izquierda a derecha) como jugador del Herediano.
El Herediano presentó a Juan Pablo Vargas (segundo de izquierda a derecha) como jugador del Herediano.

Herediano no se anda con rodeos para reforzar su planilla, aunque es implique quitarle jugadores a otro equipo, como sucedió con el zaguero juvenil Juan Pablo Vargas, quien era de Alajuelense.

El defensor fue presentado este miércoles como nuevo jugador florense, aunque jugará a préstamo por este certamen con Belén.

Vargas tenía una propuesta formal de los manudos para renovar contrato, pero declinó y firmó con el Team. El contrato de Vargas es por tres años; mientras que en Alajuelense solo le ofrecían un año.

"Tuve que pensar en mi futuro y me pareció que la opción de Herediano era la mejor. Yo quedé como jugador libre y por esa razón fue que acepte la oferta que me dio mi nuevo club y ahora solo me queda ir a Belén para tomar ritmo y espero volver a Herediano", explicó Vargas.

Ante esta situación, la directiva de los erizos ya había anunciado que cobraría derechos de formación por el futbolista de 21 años.

El zaguero jugó 406 minutos con Alajuelense en el Verano 2016 y fue titular en el segundo juego de la final del torneo, precisamente ante su nuevo club.

Este miércoles los florenses también presentaron al delantero Josué Martinez, proveniente de la UCR, al volante Gerson Torres de Belén y al también volante José Leitón del Uruguay de Coronado.

En la sección de Diálogos de La Nación, el gerente general del Herediano, Jafet Soto, aseguró que incluso van a contratar jugadores que no necesiten con tal de que los rivales no los tengan.

Diálogos con Jafet Soto

Ahora lo que se viene es una lucha por derechos de formación del jugador. Jafet Soto comentó que eso es un asunto que se lo dejarán a la parte legal, pero lo importante es darle minutos al jugador.

La parte económica la hablaran con los abogados si es que tienen que pagar derechos de formación.

Noticia en desarrollo.