Daniel Jiménez. 22 abril

En el fútbol todo puede cambiar en un segundo. El brasileño Henrique Moura había tenido un clásico de más grises que blancos, pero sus dos anotaciones terminaron por desatar la locura entre los aficionados del Saprissa.

En el primer periodo controló a Jonathan McDonald, pero en el complemento todo varió radicalmente. Los hondureños Alex López y Roger Rojas se juntaron para hacerle mucho daño a la retaguardia del Saprissa.

Enrique Moura celebra su primera anotación con la S. Fotografía: José Cordero.
Enrique Moura celebra su primera anotación con la S. Fotografía: José Cordero.

El suramericano es un fiel reflejo de que todo puede variar en un abrir y cerrar de ojos. Tres acciones puntuales le permitieron salir como el héroe de los morados en la casa del archirrival y de paso darle un aliciente sicológico a su equipo para la cuadrangular.

El defensor anotó el primer doblete de su vida y provocó una nueva expulsión de McDonald en un clásico, después de un aparente majonazo del artillero sobre la espalda del zaguero morado, quien posteriormente enseñó el raspón que le dejó 'Mac'.

Las dos anotaciones (78' y 92') y la expulsión de McDonald (90') cambiaron la historia de la S en el Morera Soto, que puntuó de visita en el primer juego de la cuadrangular.

Moura rechaza un balón, mientras es presionado por Jonathan McDonald. Fotografía: Mayela López.
Moura rechaza un balón, mientras es presionado por Jonathan McDonald. Fotografía: Mayela López.

“Esto es Saprissa, es un equipo que no se rinde, que todo lo puede y que todo lo lucha. Estamos contentos aunque queríamos irnos con el triunfo”, comentó el brasileño.

Moura considera que el ariete rojinegro salió bien expulsado luego de golpearlo por la espalda en el epílogo del compromiso.

“El árbitro pitó la falta, él me patea y no sé si fue con mala intención. Tenía mucho espacio en el césped. Creo que el árbitro tomó una buena decisión”, explicó.

Golpe anímico. El zaguero afirma que Saprissa salió fortalecido luego de iniciar la cuadrangular de esta forma. No es para menos: ir 3-0 abajo y en la última jugada aún tener chance de marcar el 3-4 envalentonó al plantel. Al final se dio un 3-3.

"Nosotros tenemos pensado ir paso a paso. Partido a partido. Este fue el primer doblete que marcó y me he planteado hacer las cosas de la mejor manera posible", citó Moura.

Al zaguero central se le acaba el contrato al finalizar este campeonato y la dirigencia aún no se acerca para conversar sobre una posible renovación. El gerente deportivo morado, Evaristo Coronado, dijo que se discutirá el tema hasta el final de temporada.

"¿Quién no se quiere quedar en el mejor club del país? Estoy muy cómodo aquí. Puedo fallar porque soy humano, pero nunca se me puede cuestionar la falta de compromiso, de garra y de esfuerzo en cada partido”, añadió.

En el camerino morado se mostraron complacidos con el protagonismo de Moura.

"Reconozco que lo hizo de buena manera y me alegro de que haya sido la estrella del partido frente a la Liga", apuntó el volante Michael Barrantes.