Steven Oviedo. Hace 3 días
Brian Rubio maneja la pelota ante la marca de Henry Figueroa. Foto John Durán
Brian Rubio maneja la pelota ante la marca de Henry Figueroa. Foto John Durán

Se acabó la polémica de la programación de la final del Apertura 2019 entre el Alajuelense y Herediano, pues el Comité de Competición de la Unafut programó el primer partido para este miércoles a las 8 p. m. en el Estadio Eladio Rosabal Cordero.

La vuelta se desarrollará en el Estadio Alejandro Morera Soto el próximo domingo a las 3 p. m., con lo que que ninguno de los dos equipos logró su objetivo en cuanto al horario.

El Herediano quería que el juego se llevara a cabo el próximo jueves y los manudos habían anunciado que la final se cerraría el sábado a las 6 p. m.

La Unafut comunicó que este acuerdo quedará en firme, salvo que “de mutuo acuerdo, las partes, presenten a este comité una propuesta para ambos encuentros”, la cual tendría que realizarse este lunes antes de las 5 p. m.

“En aras de resolver este asunto de manera igualitaria para ambas partes, se procede a programar de oficio los partidos dentro de las horas y días que corresponden conforme la normativa”, detalla el comunicado de la Unafut.

Además, la Unafut dejó claro que al ser una serie ida y vuelta, la programación no debía de realizarse de manera individual, por lo que se ejecutó de manera conjunta.

Debido a que los dos clubes solicitaron a dicho ente la programación de los juegos en el tiempo establecido, tenían el derecho de realizar los compromisos en los días solicitados, pero no se cumplían las 72 horas entre un partido y otro, como lo establece el artículo 84 del reglamento de competición.

Esta situación favorece el pedido que había realizado la Teletón, para que no se jugara el segundo partido de la final este sábado, pues coincidían.