Daniel Jiménez. 15 mayo

El defensor argentino Esteban Espíndola tiene más de seis meses de estar en la órbita del Deportivo Saprissa. Su refuerzo está catalogado como inminente, pero como todo esto, hasta que no esté la firma cualquier cosa puede pasar.

Tanto el cuadro morado en voz de Juan Carlos Rojas, su presidente, y Víctor Cordero, gerente deportivo, han confirmado en reiteradas ocasiones el interés del Monstruo en el suramericano.

Esteban Espíndola militó en Honduras con Marathón y Olimpia. Foto: Facebook del Marathón.
Esteban Espíndola militó en Honduras con Marathón y Olimpia. Foto: Facebook del Marathón.

El interés data desde el mercado de fichajes pasado, pero al futbolista aún le restaban seis meses de contrato y la S no pudo ponerse de acuerdo con el Marathón para traerlo.

Ahora ya es jugador libre, hace una especie de pretemporada fuerte en San Pedro Sula, Honduras, y afirma que está 100% en cuanto a su historial médico, pues no posee ninguna lesión ni dolencia física o muscular.

Espíndola conversó en exclusiva con La Nación sobre su ilusión por estar cerca de llegar al club más ganador de Centroamérica.

¿Cómo ha estado desde que terminó el torneo en Honduras?

Bien, la verdad que todo estaba en suspenso y yo me quedé entrenando por si se volvía a jugar, el 29 de abril las autoridades dijeron que se iba a suspender. Estoy en casa, en una finca totalmente equipada para hacer deporte en San Pedro Sula, tengo un preparador físico y estoy haciendo una pretemporada.

¿Al terminar el torneo ya su vínculo con Marathón también finalizó?

Mi contrato era hasta la finalización del torneo, así que bueno... por el momento soy jugador libre más allá del interés del equipo por querer extenderme contrato por un tiempo largo más, estamos a la espera de que se resuelva mi futuro.

¿Cuánta ilusión le genera el interés de Saprissa a través del tiempo?

Sí, por supuesto, estamos a la expectativa, yo sigo preparándome, la verdad que genera mucha ilusión por una cuestión de desafío personal, lo que es la liga de Costa Rica y es algo que me encantaría y que me genera mucha ilusión.

¿Cuánto peso tiene que Saprissa siempre dispute fases finales para tomar una decisión de que pueda venir aquí?

Yo me crié en River Plate y desde chico me enseñaron a ser protagonista, el equipo juega bien al fútbol, tiene muchos seguidores, genera ilusión, eso es un plus a la hora que se despierta este tipo de interés.

"Cuando uno debe tomar decisiones se pone todo en la balanza: el estilo de juego y todo lo ganador que es el equipo".

El técnico de Saprissa, Walter Centeno, ha conversado varias veces con Esteban Espíndola. Foto: Mayela López
El técnico de Saprissa, Walter Centeno, ha conversado varias veces con Esteban Espíndola. Foto: Mayela López

El defensor central es protagonista en el estilo de Wálter Centeno. ¿Qué tal se siente con esa idea?

Yo me crié con esa escuela en River Plate, a nosotros nos enseñaban a atacar al delantero con pelota dominada, cuestiones como atacar el espacio a la hora de salir jugando, romper con pelota dominada la línea de volantes para generar un pase con ventaja al delantero, uno fue aprendiendo de chico y son cosas que uno tiene incorporadas. El buen trato del balón que tiene el equipo me genera ilusión.

¿Cómo es su historial clínico? ¿Tiene alguna lesión?

No, ninguna. De hecho, jugué el 100% de los partidos que estuve disponible. Ahora mismo me encuentro haciendo trabajos en doble turno con mi entrenador que me maneja buenas cargas. De salud estoy al 100%.

¿Por qué cree que el interés de Saprissa se mantuvo a través del tiempo?

Bueno, eso es un desafío lindo, durante ese semestre no podía bajar el rendimiento, entonces es muy importante lo del interés porque genera un compromiso extra, la preparación se toma con mucha más seriedad.

"También el recibir tantos mensajes de aficionados aún sin haber tenido la bendición de vestir la camiseta me pone muy contento. Me mandan mensajes de cariño y eso sin duda me genera un compromiso mayor mejor que cualquier otro. Son cosas que uno lo toma de otra manera".

¿Qué falta para venir al Saprissa?

Las posibilidades son muy altas, faltan temas contractuales por resolver y entender también que el club sigue en competencia y hay que ser respetuosos con los tiempos y las formas.