Fútbol Nacional

Españoles, fieles y trotamundos

La presencia de un equipo extranjero en Costa Rica provoca alegría y nostalgia para los foráneos que residen en nuestro país y son oriundos del país visitante.

Ayer no fue la excepción y la colonia española en territorio nacional se hizo presente al estadio, para seguir de cerca el duelo.

Antonio Fernández tiene 16 años de vivir de este lado del charco. Primero estuvo en México, luego en Uruguay y ahora acá.

Nunca antes había visto a su seleccionado de futbol en vivo, a pesar de creerse un fiel aficionado, y por eso llegó ayer vestido de rojo y amarillo. “Cuando anunciaron el partido no lo podía creer. ¿Que va a venir mi selección, mis campeones a jugar a Costa Rica?, me decía, pero me ha traicionado la lengua porque aquí están y aquí estoy yo para apoyarlos”.

Fernández era el único español, de verdad, que llegó en un grupo de seis aficionados, todos con camisas de la campeona mundial , pero con cédula tica.

“A los ticos les encanta también España, pues está llena de estrellas”, justificó Fernández.

Trotamundos. Manuel Cáceres no es el único que viaja con la Selección de España para apoyarla.

Cáceres, más conocido como Manolo el del bombo, estuvo en Costa Rica acompañando a su amadísimo equipo, pero también lo hicieron Carlos Labadía y su hijo del mismo nombre, españoles residentes en Sevilla.

“Cada vez que se puede viajamos juntos a ver a la selección, lo hacemos desde 1994, para el Mundial de Estados Unidos”, contó el padre, quien tiene 72 años.

Ambos viajaron el lunes y hoy emprenden el regreso.

“Uno de mis sueños es ir a un partido en Wembley, pero al juego de Inglaterra nosotros no fuimos porque preferíamos venir a Costa Rica, pues nos han habían hablado muy bien y en efecto es lindísimo”, explicó Carlos hijo.

A pesar del marcador tan sufrido, los Labadía disfrutaron del partido y lo hicieron en compañía de “nuevos amigos ticos” que hicieron en el estadio, y de unos cuantos compatriotas que lograron identificar en las graderías.