Fútbol Nacional

Entrenador de liga menor vuela al cuerpo técnico del Barcelona luego de su escala en Alajuelense

Sergi Runge llegó a Costa Rica hace año y medio y de cuatro campeonatos, consiguió tres títulos con los cachorros de la Liga. Desde hace dos meses reforzó el cuerpo técnico de Andrés Carevic en la última semana su rumbo dio un giro radical. Conozca aquí su historia

Cuando Sergi Runge llegó a Costa Rica, jamás sospechó que cuando se marcharía sería para irse a trabajar al Barcelona.

Él aterrizó en territorio nacional a inicios del 2019, con recién cumplidos los 25 años y contrario a lo que muchos piensan, este español no se enroló a las divisiones menores de Liga Deportiva Alajuelense por ser amigo de Agustín Lleida.

De hecho, ni lo conocía. Quien lo trajo fue Vidal Paloma, el coordinador de liga menor que contrató Lleida. Y él tampoco tenía amistad con él.

Paloma trabaja en la Federación Catalana, donde se forman entrenadores y él es uno de los coordinadores de esos cursos. De hecho aún lo hace a distancia.

En aquel momento, la mano derecha de Lleida preguntó en dicha federación y un par de personas le hablaron bien de Runge, quien había trabajado en la escuela de fútbol de Hristo Stoitchkov y en Catalunya, así como en clubes un poco más grandes como L’Hospitalet, Cornellà y Gimnastic Manresa.

Pese a su juventud, Runge ya se había abierto camino en la formación en todos esos clubes catalanes y de ahí que dos personas lo recomendaron cuando Paloma consultó por un perfil para llegar al proyecto de liga menor de Alajuelense.

La intención de Vidal era traer a alguien para terminar de formarlo con el método de trabajo que quería y estaba convencido de que traer a alguien de Cataluña le podía resultar muy útil para complementar el grupo que había.

A partir de ahí, todo fue muy rápido. Hubo un par de videollamadas para las entrevistas de rigor y los dos dieron el sí.

Para Runge era un gran reto, porque aspiraba a marcharse al extranjero. Eso sí, no esperaba que fuera tan lejos. Sin embargo, sí le apetecía crecer como profesional y desarrollarse como técnico en unas instalaciones como las del Centro de Alto Rendimiento (CAR) en Turrúcares.

Apenas llegó, comenzó a entrenar a esos cachorros que la gente tanto quiere ver, pero que también se les debe dar chance.

Durante el 2019, Runge fue el técnico del Apertura y del Clausura de la Sub-12 y de la Sub-17. Deportivamente, llegó a las cuatro finales, dos con cada equipo y ganó tres; solo perdió la primera con la U-17 en penales contra Saprissa.

En este 2020 comenzó con la U-17 y la U-13, pero por el nuevo coronavirus se declararon desiertos los torneos de liga menor.

Días después, Lleida se reunió con él y le dijo que tenía pensado para él que se incorporara al primer equipo a partir del siguiente torneo, pero que por el tema de la covid-19 lo quería adelantar y que se integrara de inmediato.

Ahí fue donde Runge se unió al cuerpo técnico de Andrés Carevic, con la función como segundo auxiliar, porque el primero es el mexicano Mario Acosta y también como analista táctico, tanto de rivales como de equipo propio.

Esa función la cumplió en los últimos dos meses y ahí sumó otra experiencia, porque se topó con jugadores que ya había entrenado en liga menor y los vio tener algunos minutos en la máxima categoría, como Brandon Aguilera, Aarón Suárez, Ian Lawrance y Geancarlo Castro.

Dicha situación lo alegraba, aunque él sabe que los resultados reales se verán a un plazo un poco más largo, cuando ya tengan más experiencia.

Los planes del técnico catalán dieron un giro radical. Hace una semana le insinuaron que en la Sub-15 del Barcelona había una vacante, recibió un par de llamadas de que iban a proponer su nombre, que estuviera atento al lunes que había una reunión.

El mismo lunes le confirmaron que la opción era seria, que era real, que lo habían escogido y lo primero que hizo fue hablar con Lleida y con Paloma para comentarles que tenía esa oportunidad. Lo hizo así porque ellos fueron los que lo trajeron, los que apostaron por él y les pidió su opinión.

Ambos le respondieron que la tomara de una vez, que no tenía mucho que pensar, porque era un gran paso. Luego de eso, Sergi Runge le respondió al Barcelona que sí aceptaba la propuesta.

Después de año y medio en Alajuelense, este sábado regresa a su país para ser el asistente de Sergi Milà, en la Sub-15 del Barcelona.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.