Fútbol Nacional

El saprissismo merece saber la verdad

En el Saprissa algo sucede, pero nadie lo dice, aunque las señales hacia el exterior en muchas ocasiones hablan más que cualquier conferencia

Su dirigencia raja con ella, la consideran la más grande del país, aseguran que todo se hace por ella, no obstante a la hora de la verdad le están fallando... No lo digo yo, lo dicen las palabras.

En el Saprissa algo sucede, pero nadie lo dice, aunque las señales hacia el exterior en muchas ocasiones hablan más que cualquier conferencia. Lo que sí se puede sonsacar de lo que es público del Saprissa es que hay una economía reservada, sin derecho a intentar inflar el mercado, en muchas ocasiones sin ‘la posibilidad’ o ‘deseo’ de competir por fichas altas.

Llegó Celso Borges a Costa Rica, pero Alajuelense ganó la carrera. Anteriormente volvió Yeltsin Tejeda al país y aunque él tenía a los morados como su primera opción, al final llegó una mejor oferta y terminó vestido de rojiamarillo.

Radio Columbia reveló que la ‘S’ quisó un jugador del Municipal Grecia, pero que en vez de ofrecer un monto económico intentó negociar dos jugadores de alto rendimiento. Una situación similar sucedió con el Municipal de Pérez Zeledón: a los morados no les dio la cobija o no quisieron hacer un esfuerzo extra.

De Ángel Catalina se destaca que en medio de un mercado donde prácticamente no le han dado margen de acción, supo moverse y amarró tres jugadores que habían quedado libres: Francisco Rodríguez, Ryan Bolaños y Andy Reyes.

Pero Saprissa no fue capaz como Alajuelense de tener a Josué Meneses prestado, por ejemplo, tampoco conseguir un talento como Brandon Bonilla, de la misma forma.

La S por su parte jugó con su nombre en el mercado; puso su rica historia a responder ante futbolistas talentosos que pueden verse como el futuro del balompié centroamericano.

Es cierto Saprissa consiguió dos cesiones de futbolistas prometedores (Darixon Vuelto y Victor Medina), pero de igual forma lo hizo por medio de cesión, no hubo una compra de por medio.

Si nos vamos a la rama femenina, la dinámica no cambia. Herediano renueva a Gloriana Villalobos, Alajuelense suma a Shirley Cruz, y además invierte en las mejores jugadoras de Panamá, sin embargo en el Saprissa aunque han logrado retener a figuras como Carolina Venegas, Daniela Cruz, Katherine Alvarado, entre otras, no han conseguido tener el éxito y han perdido más bien talentos como María Paula Salas, la propia Villalobos o Gabriela Guillén.

El saprissismo, esa afición que admiran fuera de Costa Rica merece saber la verdad. Aunque la ‘S’ tiene sus dueños, es esa gran masa morada y blanca la que aguanta, sostiene y se desborda. Por respeto deben saber qué sucede.

Esteban Valverde

Esteban Valverde

Periodista en la sección de Deportes de La Nación. Licenciado en Periodismo Social en la Universidad Internacional de las Américas. Escribe sobre legionarios.