Fanny Tayver Marín. 23 julio
Josué Abarca comenzó a entrenar con Alajuelense a inicios de año. El futbolista de 19 años se encontraba en el Santos Laguna y la Liga lo fichó. Fotografía: John Durán
Josué Abarca comenzó a entrenar con Alajuelense a inicios de año. El futbolista de 19 años se encontraba en el Santos Laguna y la Liga lo fichó. Fotografía: John Durán

Josué Abarca se encontraba en México con el Santos Laguna y Liga Deportiva Alajuelense lo repatrió a inicios de este año para que comenzara a jugar con el alto rendimiento, pero con el propósito real de que en cualquier momento diera el salto a la Primera División.

Todo marchaba bien, hasta que hace tres meses y medio, en una práctica con el primer equipo que dirigía en ese momento Hernán Torres, se lesionó, tal y como le pasó a la mayoría de futbolistas rojinegros.

“En un entrenamiento del torneo pasado con la Primera me pusieron a rematar a marco durante 20 minutos y en un momento que iba a tirar tuve la sensación de dolor y desde entonces comenzó esta lesión”, expresó Abarca en una charla con La Nación.

Contó que al principio tenía la esperanza de que pronto estaría de vuelta y que podría comenzar la pretemporada con el resto de sus compañeros, bajo las órdenes de Andrés Carevic, pero no fue así.

“Se suponía que no era tan grave, pero me hicieron ultrasonidos, resonancia, ultrasonidos dinámicos en los que no salía nada, hasta me hicieron un examen en la Clínica Santa Fe y ahí se vio lo que tenía, que es pubalgia y estoy en tratamiento”, citó.

El hondureño Cristian Moreira y el tico Josué Abarca militan en el alto rendimiento de Alajuelense. Fotografía: John Durán
El hondureño Cristian Moreira y el tico Josué Abarca militan en el alto rendimiento de Alajuelense. Fotografía: John Durán

Y agregó: “La verdad que para mí es muy triste no haber podido hacer la pretemporada con el equipo y ahora estoy trabajando para estar al 100% lo más pronto posible”.

Su expectativa era luchar por un puesto en el primer equipo, pero la lesión frenó esos planes.

“Ha sido muy difícil, porque hay días que vuelvo a entrenar y el dolor no lo siento, entreno unos tres días muy bien y al cuarto día ya me duele y la verdad ha sido una lesión complicada. Ya empezaré a tener trabajos en cancha con el alto rendimiento y quiero estar al 100% cuanto antes para ser tomado en cuenta en la Primera División”.

Recordó que llevaba un año en el Santos Laguna.

“Las cosas estaban un poquito difíciles en el primer equipo y yo quería tener más minutos en Primera División, aunque todos sabemos que allá el nivel futbolístico es muy bueno, pero la verdad es que la Liga me ofreció muy buenas condiciones y me vine”.

Abarca es oriundo de Pérez Zeledón, juega como volante extremo y fue parte de la Selección Infantil que representó al país en el Mundial de la India en 2017. También fue convocado a la Sub-15 y a la Sub-20.

Guilherme Farinha lo hizo debutar en la máxima categoría con la UCR cuando este talentoso volante tenía 16 años.

Entre sus características, tiene buena visión de juego y una habilidad notoria con la pelota en los pies.

“Sé que hay muchas expectativas conmigo, pero lastimosamente esto de la lesión ha impedido muchas situaciones y no he podido demostrar lo que realmente puedo aportar y por lo que me trajeron a la Liga”, subrayó.

Abarca quiere estar a tono cuanto antes, sabe que la Liga empezó un proceso de renovación en su planilla y que jugarán los jóvenes que realmente rindan.

“Acá no hablo de edades, si hay un chico que tiene 17 años y está mejor que la gente que está jugando, irá a jugar el chico de 17 años. Entonces, nosotros valoramos esa parte, tenemos un plantel en el que hay cuatro o cinco chicos y que si ellos demuestran en el día a día, o si les toca jugar algunos minutos y lo hacen muy bien, jugarán. El que está mejor va a jugar”, afirmó el técnico liguista Andrés Carevic.