Fútbol Nacional

El despertar de Saprissa fue a medias y Guanacasteca lo castigó

Morados volvieron a celebrar un gol en el torneo, aunque insuficiente para ganar en casa, donde igualaron 1-1

Orlando Sinclair se tapa los oídos y luego se sacude la camisa. Su celebración por el 1-0 de Saprissa ante Guanacasteca decía dos cosas: el delantero se reencontró con el gol y le devolvía la sonrisa a su equipo.

Los goleadores viven de rachas, para bien o para mal, y el atacante de 23 años ya tenía una en su contra.

Pero no es el único con un torneo de baja cosecha; las anotaciones han estado lejos de los delanteros saprissistas en general.

El mismo Mauricio Wright lo admitió la jornada anterior: la deuda de Saprissa estaba en la ofensiva, palabras reforzadas con los resultados de 4-0 ante Sporting FC y 1-0 contra San Carlos.

Parecía que este jueves iba a suceder algo similar y el conjunto local se iría otra vez en blanco, pero Sinclair le permitió volver a celebrar (72′).

La alegría fue efímera, y sobre todo insuficiente, porque su rival nunca admitió el empate.

Guanacasteca creyó que podía hacerle daño a los locales a pesar de la buena noche de Aarón Cruz y esa convicción le dio una oportunidad.

Kevin Espinoza hizo una falta dentro del área sobre Anthony Contreras cuando este ya había rematado y el mismo delantero convirtió el 1-1 definitivo (87′).

A los chorotegas luego les tocó cuidar ese punto mientras Saprissa luchó contra el reloj y el arquero Antonio Torres.

Pero el empate se mantuvo, así como lo hicieron las caras largas de los tibaseños, quienes dejaron ir la oportunidad de regresar a la cima del torneo.

Para eso era necesario el triunfo, ahora son cuartos de una tabla sumamente apretada.

“No hay tiempo para lamentos ni reprochar. Hay que mejorar muchas cosas, ahora es empezar la segunda vuelta de buena manera y buscar los tres puntos en Guápiles”, comentó Aarón Cruz a FUTV sobre el duelo del domingo ante el nuevo líder del certamen.

Los morados tienen varias tareas para mejorar en su juego y hacerle daño a los caribeños.

No podría decirse que su ataque fue mínimo, en total hizo 23 disparos (seis a portería), según estadísticas de la Unafut, pero al final solo convirtió un tanto.

Este jueves el técnico apostó por refrescar esa zona con el debut del joven Tristan Demetrius, de tan solo 16 años. El delantero haitiano, quien mostró sus primeras características en diciembre de 2020, volvió a dejar claro que tiene talento.

Su participación fue discreta, pero cuando tuvo el balón en sus pies, evidenció su técnica.

Estuvo al lado de un experimentado como Christian Bolaños, de nuevo en la titular tras superar por completo una lesión.

A ellos también los acompañó Jimmy Marín, siempre insiste y participativo.

Con esas cartas, Saprissa dominó los primeros minutos, aunque le costaba convertir eso en ocasiones claras.

Poco después Guanacasteca fue ganando terreno, sobre todo cuando se combinaban Joseph Bolaños y Nextaly Rodríguez, como sucedió en el minuto 31, con un disparo de este último desviado por Cruz.

En el segundo tiempo Saprissa hizo movimientos y rápido halló respuesta, porque el centro para Sinclair vino de los pies de David Ramírez.

Sinclair se sacudía de malas sensaciones, sin saber que su segundo gol del torneo alcanzaría apenas para un punto y un punto para Saprissa, desde donde se mire, era un pésimo negocio.

Todo lo contrario para la nueva cara de Guanacasteca, invicto desde la llegada de Luis Fernando Fallas al banquillo (tres empates y una victoria).

Fiorella Masís

Fiorella Masís

Periodista con nueve años de experiencia, seis de ellos en la sección deportiva de La Nación. Actualmente se encarga de la cobertura del Deportivo Saprissa y de deportes como atletismo, natación y triatlón. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.