Daniel Jiménez. 1 marzo, 2016
El volante del cuadro morado Diego Calvo (derecha) domina el balón ante la marca del mediocampista del Municipal Liberia, Jaikel Medina (izquierda), el pasado domingo en el estadio Ricardo Saprissa. | JOSÉ CORDERO
El volante del cuadro morado Diego Calvo (derecha) domina el balón ante la marca del mediocampista del Municipal Liberia, Jaikel Medina (izquierda), el pasado domingo en el estadio Ricardo Saprissa. | JOSÉ CORDERO

Llegó a Saprissa con la sombra de un torneo en el que no tuvo regularidad con Alajuelense. Su deseo era ganarse a la afición morada y de paso demostrar que tiene condiciones para subir su rendimiento en el campo.

Eso hizo que Diego Calvo superara lo hecho en su torneo pasado con la Liga en tan solo nueve presentaciones con la camiseta 33 del campeón.

Calvo contabiliza 505 minutos con la S , por lo que supera los 462 jugados en el Invierno. Además, ya suma un gol y dos asistencias, mientras que en el pasado certamen solo firmó un servicio a gol.

El tibaseño tiene a la polifuncionalidad como su mejor aliado, pues en el engranaje del técnico Carlos Watson ha jugado de volante ofensivo por derecha, por izquierda y también ha acompañado a Marvin Angulo en el mediocampo.

“Las condiciones de Calvo le ayudan. Es un muchacho que maduró mucho tácticamente durante su paso por Europa y eso me sorprende. He dicho que puede jugar por fuera y por dentro. Eso le ayuda”, dijo Watson.

El jugador se toma su regularidad con calma y afirma que necesitaba el gol del pasado domingo para demostrar que viene en alzada desde su debut.

El futbolista realizó trabajos físicos durante sus primeras semanas en el Monstruo y eso hizo que bajara más de seis kilos.

Ese es otro motivo que tiene Calvo para motivarse de cara al arranque de la segunda vuelta del campeonato nacional, que arranca este domingo a las 4:30 p. m. ante Belén FC en el estadio Eladio Rosabal Cordero.

“Todo esto me llena de confianza. Aquí lo determinante es el bienestar del grupo. Yo trabajo semana a semana a servicio de mis compañeros, cuerpo técnico y afición”, contó el jugador el pasado domingo luego de su primer dardo con la camisa morada.

Acuerpado. En el festejo de la anotación frente a Liberia se observó cómo lo apoyan sus compañeros, pues hasta el portero Danny Carvajal cruzó toda la cancha para darle un abrazo al volante.

“Calvo siempre ha tenido la confianza de todos nosotros y cuerpo técnico. Por dicha se le dio lo que tanto quería y qué mejor que de local”, afirmó Adolfo Machado. Criterio similar tiene el atacante Jonathan Moya: “Ha hecho muy buenos partidos, pero como todo jugador quiere anotar para tener más seguridad”.

Ahora el reto para Calvo, en esta segunda vuelta, radica en brillar en partidos importantes como por ejemplo ante Herediano, Alajuelense y Cartaginés.