15 diciembre, 2014

La noche que vivió ayer Ariel Rodríguez quedará grabada en su memoria para siempre.

El jugador reconoce que el juego ante Herediano pasará a ser de esos partidos imborrables en su vida pues le pudo dedicar un gol a su padre que estaba en el campo y a su hija que se encontraba de cumpleaños.

Ariel Rodríguez (izquierda) se dispone a celebrar su gol ante un estadio morado que festejó a lo grande. Lo acompaña el delantero Deyver Vega. | RAFAEL PACHECO
Ariel Rodríguez (izquierda) se dispone a celebrar su gol ante un estadio morado que festejó a lo grande. Lo acompaña el delantero Deyver Vega. | RAFAEL PACHECO

Para Ariel, el triunfo les da tranquilidad pero no el título.

“Estamos tranquilos, dimos un paso importante pero no podemos decir que ya ganamos la serie, Herediano es un gran rival, un equipo muy fuerte, vamos a hacer nuestro juego en el Rosabal Cordero. Ellos buscaron atacar y cuando lo hicieron dejaron espacios que aprovechamos”, valoró.

Rodríguez enfatizó en que a Saprissa le costó mucho la fase regular, por eso estar tan cerca del cetro es de enorme satisfacción.

“Nos estamos jugando mucho, este torneo nos ha costado, fue muy difícil llegar a la final nacional y todos los saben”, agregó.

A Machado lo provocaron. Por otra parte, el defensor panameño Adolfo Machado reconoció que los jugadores florenses ‘ le dijeron de todo ’ para tratar de sacarle una tarjeta amarilla que lo dejara fuera del juego de vuelta.

“Casi todos lo jugadores me provocaron, me decían barbaridades y solo faltó que el portero me dijera algo, pero con inteligencia pude sacar el partido adelante y mantener las cuatro amarillas. Yo había hablado con Jeaustin de que iba a manejar todas las emociones”, finalizó.