Steven Oviedo. 31 marzo
Jonathan McDonald (19) y Chrisitan Bolaños (2) fueron protagonistas del último clásico nacional. Foto: Rafael Pacheco
Jonathan McDonald (19) y Chrisitan Bolaños (2) fueron protagonistas del último clásico nacional. Foto: Rafael Pacheco

A falta de 15 días para la fecha fijada por la Unafut para analizar el futuro del torneo de Clausura 2020, hay una serie de factores que colocan muchas dudas sobre la posibilidad de que el campeonato logre reanudarse pronto.

El pasado 13 de marzo, la Unafut y Federación Costarricense de Fútbol decidieron suspender el torneo hasta el 13 de abril, día en el que se reunirán los encargados de manejar nuestro fútbol, con el objetivo de valorar la posibilidad de reiniciar la actividad el fin de semana del 19 de abril, o si se tiene que ampliar la suspensión.

Al día de hoy hay una serie de factores que se colocan en contra para una eventual reanudación del torneo, que fue suspendido por la crisis mundial debido al nuevo coronavirus.

1. Casos en ascenso. El principal problema sigue siendo el incremento de casos por covid-19 en el país, que este lunes llegó a 330 personas infectadas. Pese a que se han descartado 3.362 personas, hay 15 hospitalizadas, de las cuales siete se encuentran en cuidados intensivos; se reportan dos fallecimientos y cuatro personas ya se recuperaron.

“Recordemos que esto va para varias semanas más. Estamos empezando a subir la curva, falta todavía”, así de tajante fue el Ministro de Salud Daniel Salas en la conferencia prensa de este lunes.

Debido a la emergencia que atraviesa el país, el gobierno ha tomado decisiones para evitar que un gran porcentaje de la población se contagie de esta enfermedad.

Estas medidas ponen cuesta arriba pensar en que el torneo se va a reanudar próximamente, pero eso se verá en la reunión que se efectuará en 15 días.

2. Puertas cerradas. Si la Unafut toma la decisión de que el fútbol nacional regrese en algún momento de los próximos cinco meses, deberán tomar en cuenta que será a puerta cerrada.

Esto debido a que el gobierno tiene el lineamiento de que los eventos masivos en el país se podrán efectuar hasta setiembre, pero en dicho mes apenas se podrá usar el 50% de la capacidad del reducto, para octubre será del 75% y se espera que en noviembre ya se utilice el 100% de las localidades en espectáculos públicos, dependiendo de la evolución de la pandemia en el país.

3. Restricción vehicular. El gobierno ordenó que haya restricción vehicular de lunes a jueves a partir de las 10 p. m. y hasta las 5 a. m. y desde las 8 p. m. a 5 a. m. los viernes, sábado y domingo, por lo que complicaría los partidos nocturnos. Aunque en este caso se podría valorar si los equipos de fútbol pueden ser incluidos entre las excepciones.

4. Fronteras cerradas. Otro problema para algunos clubes, es que al país solamente pueden ingresar costarricenses y varios futbolistas salieron del país, como los mexicanos del Herediano: Alexis López y Diego González, los aztecas de Grecia: Aldo Magaña y Moíses Arce, así como los extranjeros de La U: Pedro Baez y Renato Mencia de Paraguay y el colombiano Manuel Loaiza.

Estos equipos tendrían que hacerle frente al torneo con estas bajas hasta que el gobierno permita nuevamente el ingreso de extranjeros.

El balón dejó de rodar hace 15 días en el país y aún no se tiene certeza de cuándo regresará el deporte rey de nuestro país.