19 octubre, 2010
Pantalla completa Reproducir
1 de 3

Albacete, España. Hace 17 años, el portero ramonense Luis Gabelo Conejo se llevó las palmas en el estadio Carlos Belmonte de Albacete, España, además conquistó a la afición y dejó una huella imborrable; ahora, otro arquero, en este caso oriundo de Pérez Zeledón, asumió el reto de llenar sus guantes y volver a dejar en alto el nombre de Costa Rica.

Keylor Navas ya lleva ocho juegos como titular abriéndose paso en la Segunda División impulsado por la figura del emblemático Conejo, quien fuera catalogado como de los mejores porteros del Mundial 90. Pero no se conforma con defender los palos del Albacete, él ve a ese club como una catapulta para llegar, a punta de su buen desempeño, a figurar entre los mejores del planeta. Su meta es el Barcelona.

¿Dónde duele más un gol, en Europa, o en Costa Rica?

A mí me duele en todo lado. Los goles siempre duelen, trato de defender el marco, defender la camiseta a muerte. Esté donde esté, un gol siempre va a doler.

Le pregunto porque aquí, en España, usted no solo defiende la camiseta del Albacete, sino la de todo un país, la de Costa Rica.

Siempre trato de dar lo mejor, porque sé que el nombre de Costa Rica está en juego. Por eso es bonito cuando escucho en tele o en radio ‘Keylor Navas, el guardameta costarricense’ y se refieren a mi trabajo de forma positiva, cuando dicen que hice un trabajo excelente. Me siento muy orgulloso, pues el nombre del país queda en alto.

¿Y la afición?

Nos trata súper bien. Canta una canción: “no pasa nada, no pasa nada, tenemos a Keylor Navas”. Me dicen “Fenómeno”.

¿Qué tanto le ayudo la huella que dejó Luis Gabelo Conejo cuando jugó en Albacete, luego del Mundial de 1990?

Gabelo es muy querido y recordado acá, ha sido mi entrenador y lo estimo mucho. El hecho de que él dijera que yo soy mejor de lo que él fue me abrió mucho el camino. Para mí, todo esto es muy lindo.

¿Cómo llegó a Albacete?

Desde hace tiempo se venía hablando de la posibilidad, la opinión y recomendación de Gabelo fue muy importante. Me siento muy agradecido con él.

¿Gabelo lo aconsejó?

Él me contó de sus experiencias, me dijo a lo que me iba a enfrentar, me tranquilizó.

¿Siente presión por el hecho de tener que llenar los guantes de Luis Gabelo Conejo?

Estoy muy tranquilo y tengo fe en Dios, sé que puedo hacer las cosas bien, sé que tengo una gran responsabilidad, trató de disfrutarlo al máximo, confió en que Dios me va a ayudar y que todo va a salir de la mejor manera.

¿Cómo logar desligarse de la figura de Gabelo?

A Gabelo lo recuerdan mucho, la gente siempre nos compara, pero a medida que van pasando los partidos el aficionado se va dando cuenta que somos personas diferentes y que yo tengo las condiciones para hacer las cosas bien.

¿Llegar a Albacete fue un sueño hecho realidad o apenas el comienzo de un proyecto?

Yo soy una persona que siempre me fijé metas, esta meta ya la conquisté, pero tengo muchas más.

¿Adonde quiere llegar?

Llegar a Primera División, estar donde están los grandes, jugar con los mejores del mundo y dejar el nombre de Costa Rica en alto.

Se dicen en los medios que hay equipos interesados y suenan el Barcelona y Real Madrid.

Me llena de alegría saber que hay personas interesadas en el trabajo que uno hace, que les interesa, yo pongo todo en manos de Dios.

El interés del Barça y del Real sonó aquí y retumbó en Costa Rica, ¿cómo surgió esa noticia?

Aquí siempre hay programas deportivos a las 10 p. m., en la radio. Allí se dicen las últimas noticias de fichajes y esas cosas, en ese programa hablaron de que esos equipos estaban interesados en mí.

¿Han hablado con usted, han venido a verlo?

Sé que vinieron a verme, pero eso aquí es normal. Hay mucha proyección, por eso fue que me vine acá: sé que hay posibilidades de que vean el trabajo que uno hace.

¿Qué otras opciones tenía?

Noruega, Grecia, Qatar... Pero aquí hay más opciones. Además, yo siempre había querido jugar en España, en la Primera División, ahora estoy en la Segunda, pero confío en Dios en poder superarme.

¿En qué club le gustaría jugar?

En el Barcelona, siempre me ha gustado ese equipo.

¿Esta Keylor para competirle la titularidad a Víctor Valdés?

Hay que estar tranquilo, yo confío en las condiciones que Dios me dio. Valdés es un portero de mucho respeto. Hay que trabajar día a día para luchar un puesto con un portero de ese calibre.

Aquí le han hecho siete goles y se ha tenido que emplear a fondo para tener cuota de goles encajados.

En la parte defensiva somos muy sólidos, he tenido intervenciones buenas, salvadoras, sería bonito terminar de Zamora (premio al portero menos batido).

¿No le voy a preguntar cuál fue el gol que más le dolió, pues me imagino que es el mismo gol que más le dolió a todo Costa Rica?

Sí, fue ese contra Estados Unidos (gol que dejó a la Selección fuera del Mundial Sudáfrica 2010). Hubo desatenciones, se perdieron marcas.

¿Sintió que al no ir al Mundial se cerrarían las puertas y no podría dar el salto a Europa?

El Mundial es muy importante como vitrina, pero yo siempre puse todo en manos de Dios y creo en mis condiciones como portero.

Son pocos los porteros ticos que trascienden. ¿Qué lo hizo a usted la excepción?

La determinación, tener claras mis metas y que se dieran las oportunidades.

¿Sintió celos por el trabajo de Esteban Alvarado? Él es más joven que usted y lo ficharon en Holanda antes de su llegada al Albacete.

No, no he sentido celos, él es un portero con muchas condiciones, espero que le vaya bien.

¿Volvería a jugar en el país?

Esa no es la idea, quiero aprovechar esta oportunidad, crecer. Volvería a Costa Rica para mi retiro.