27 julio, 2012
Pantalla completa Reproducir
1 de 2

Los tantos fueron concretados por el volante de contención José Miguel Cubero, quien aprovechó un entrevero en el área, e Ismael Gómez, al 85’, con excelso remate de media distancia.

De esta forma, estos equipos reeditaron la final del Torneo de Verano, el cual fue conquistado por los florenses. 4-2 en el Eladio Rosabal el 12 de mayo y 1-2 el 19 en el Ebal Rodríguez saldaron el título 22 para los rojiamarillos.

El juego tuvo un accidentado arranque, pues cuando los jugadores ingresaban a la cancha se presentó el primer apagón. El segundo fue a los tres iniciado el cotejo. Así, el juego comenzó en firme con 45 minutos de atraso.

Santos se conformó con montar ataques muy trabajados, pues requerían mucho esfuerzo y siempre morían en la boca del marco de Minor Álvarez.

Los florenses mostraron en la gramilla sintética del Eladio Rosabal el futbol que predica su técnico, el brasileño Odir Jacques.

Salida rápida por las bandas (con Waylon Francis y José Sanchez), centros para que Yendrick Ruiz oficiara de pivote y Víctor Mambo Núñez como cerrador.

Pero este reloj no se el vio aceitado anoche y desperdició varias opciones clarísimas de gol.

Santos, como era de esperar, se resguardó bien atrás, pues se mayor preocupación era evitar las llegadas locales y no tanto arriesgar en el ataque.

El pelotazo a Fernando Sequeira y Jonathan Moya a los costados fue la tímida receta.

Extrañó que no jugara con Cristian Lagos como pivote, tal como lo hizo en el torneo anterior en el que fue subcampeón.

La diferencia Los goles cayeron en la segunda parte. Al minuto 69, José Miguel Cubero remató con fuerza para embocar el balón en la cueva de Álvarez. El volante aprovechó un remate de Cristian Montero en un entrevero en el área.

Al 85’, el argentino Chuqui Gómez miró salido al portero Álvarez y remató con mucha clase.

En el cierre, Víctor Mambo Núñez se perdió el tercero, cuando solo frente al arco no pudo enderezar un centro desde la banda derecha.

Un justo marcador, que favoreció el equipo que arriesgó y luchó por la victoria, en detrimento de un Santos que luchó pero al final terminó encerrado en su parcela.

Al final, el actual campeón nacional logró debutar con el pie derecho, y se evitó las dudas apenas en el arranque de un certamen al que todavía le resta mucho.