Fiorella Masís. Hace 6 días

La mala inscripción de Codea para el próximo torneo del fútbol femenino lo priva de su campo en la Primera División y de su participación en el torneo Interclubes de Uncaf, un cupo que tampoco podrá utilizar Alajuelense.

Alajuelense ganó el título pero oficialmente fue Codea, por eso si ahora quiere ir a Uncaf también debe ser campeón del Apertura 2020. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense
Alajuelense ganó el título pero oficialmente fue Codea, por eso si ahora quiere ir a Uncaf también debe ser campeón del Apertura 2020. Fotografía: Rubén Murillo / Prensa Alajuelense

El derecho de jugar el torneo del área lo ganó Codea al ser campeón nacional en diciembre pasado. Alajuelense, en tanto, no figura como monarca oficial. Aunque su nombre era parte del equipo, gracias al convenio entre las dos instituciones, la franquicia de participación pertenecía a Codea.

Por tanto, ante la Unión Femenina de Fútbol el título es exclusivamente del conjunto inscrito. El nombre “Alajuelense-Codea” era de “fantansía”.

Al “desaparecer” del fútbol federado, el equipo del comité de deportes alajuelense no podrá presentarse al certamen de Uncaf, pero tampoco la Liga.

El representante de Costa Rica que irá a la Uncaf será entonces el próximo campeón nacional, quien gane el Apertura 2020, el cual se iniciará en marzo.

“Hablamos con Concacaf y Uncaf y llegamos al acuerdo que el campeón que va a representar a Costa Rica es el campeón de Apertura del 2020”, confirmó Víctor Alfaro, presidente de la Liga Femenina.

Pero el fallo de Codea al hacer mal el proceso de inscripción también trae un beneficio para la Liga, que tomará el campo de su vecino en el torneo nacional. Esto quiere decir que el club manudo podrá luchar por ese cupo de Uncaf.

"Lo tomamos como un reto para lograr representar al país. Tenemos las mismas posibilidades con las que iniciarán los ocho equipos este torneo”, comentó Fernando Ocampo en consulta hecha por La Nación.

¿Y por qué la franquicia en Primera pasa a manos de la Liga?

Víctor Alfaro explicó que se tomaron en cuenta varios criterios para darle el campo a los rojinegros.

“Fue un equipo que tuvo gran protagonismo con el convenio, tiene una afición muy grande, infraestructura y le puede dar ese lugar al profesionalismo en el fútbol femenino. También teníamos otras opciones, como San Carlos, San Ramón, pero consideramos que la mejor opción, aparte es un equipo cercano al que era Codea, de la misma ciudad”, comentó.

Ocampo se mostró satisfecho por esta resolución y agregó que la Liga aporta al crecimiento del fútbol.

“La Liga llegó para subir el nivel y buscaremos seguir siendo transcendentes en este camino a la profesionalización”.

En solitario. Antes de que se dieran a conocer los errores de Codea, la Liga ya estaba solicitando un lugar en la Primera División, sin el convenio.

El año anterior el equipo manudo se unió al Comité de Deportes de la provincia para apoyarlo con infraestructura, uniformes y otra serie de beneficios.

Todo marchó a la perfección y alzaron el título. Sin embargo, después las cosas cambiaron.

Se intentó conocer la versión del presidente de Codea, Jimmy Güell, sin embargo, mencionó que hasta no tener una versión oficial de la Uniffut no se iba a referir al tema.

De parte de Alajuelense están abiertos a negociar con el comité para mantener algún tipo de relación.

“Es un tema que estamos anuentes a conversar porque reconocemos el gran trabajo que realiza Codea en sus divisiones menores”, añadió Ocampo.

Por su parte, Víctor Alfaro comentó que le ofrecieron a Codea participar en Segunda División y la opción fue rechazada.

El 30 de enero anterior se le comunicó a Codea sus faltas al momento se hacer el proceso de inscripción. Presentó los requisitos siete minutos tarde, la boleta la solicitó con un nombre y la inscripción con otro, faltaron algunas firmas, la cédula del presidente y otros funcionarios, no se adjuntaron fotografías de los uniformes, entre otros.

Días atrás, Jimmy Güell comentó en entrevista con La Nación que estas fallas eran más de forma y no de fondo, por lo que se mostró tranquilo ante la posibilidad de perder la franquicia.

“Nos van a mantener en Primera División”, dijo el pasado 6 de febrero.

También en ese momento se le consultó si el convenio había traído consecuencias negativas para Codea, pero mencionó todo lo contrario.

“Hemos sido beneficiados con una gran institución como Liga Deportiva Alajuelense, nosotros no tenemos un escenario deportivo como el Morera Soto. Es un beneficio mutuo porque Alajuelense necesita un equipo en Primera por la obligación que tienen ahora los equipos masculinos”, mencionó.