Cinco planteles estrenarán técnico

Ser técnico de Primera es más que nunca una profesión de maletas listas

En el balompié hay una ley universal que afirma que los directores técnicos siempre tienen las maletas listas.

El fútbol nacional es fiel testigo de dicha ‘norma’ ya que el cambio entre el Invierno y el Verano sacudió los banquillos de cinco equipos nacionales.

Herediano, Cartaginés, Limón FC, Uruguay de Coronado y Santos de Guápiles empezarán con nuevos estrategas el certamen veraniego, el próximo 18 de enero.

Mauricio Wright ocupa el cargo que dejó Jafet Soto en el Team, Enrique Meza sustituye a Claudio Ciccia en la Vieja Metrópoli, el uruguayo Mario Silva asumió el timón limonense en lugar de Kenneth Barrantes y Martín Cardetti reemplaza a Carlos Watson en la divisa lechera.

Asimismo, César Eduardo Méndez regresó a Guápiles tras la salida de Meza.

En el caso de Belén, hoy será anunciada la continuidad de Breansse Camacho.

Las cinco variantes casi doblan lo que ocurrió hace un año cuando entre un torneo y otro solo tres equipos variaron a su DT.

Incluso, si se toman en cuenta los técnicos que iniciaron la temporada en agosto anterior, solo tres siguen firmes en su cargos: Óscar Ramírez (Alajuelense), José Giacone (UCR) y Guilherme Farinha (Carmelita).

Es decir, nueve divisas hicieron cambios sobre la marcha, detalle que refleja la inestabilidad que significa ser entrenador en la primera categoría local.

A corto plazo. Marvin Solano, técnico de AS Puma, afirma que tanta variante obedece a que los dirigentes apuntan a resultados y no a mantener un proceso formal.

“Es una visión cortoplacista, es una moda pues al primero que hay que quitar siempre es al técnico. Si usted revisa, de los entrenadores que quitaron meses atrás, solo uno logró lo de su antecesor y fue Saprissa. Los demás no”, apuntó.

Para Luis Gamboa, presidente de la UCR, la clave está en dejar que el técnico sienta la libertad de trabajar sin sentir la soga al cuello si los resultados no llegan.

“Nosotros pensamos en el largo plazo. Hemos tenido buenos y malos momentos y confiamos en nuestro entrenador. Pasamos de un semestre en el que llegamos hasta semifinales y en el torneo pasado nos quedamos fuera en las últimas dos fechas. Hay que aprender de los golpes”, recalcó.

Marco Vásquez, vocero de la directiva de Alajuelense, asegura que a diferencia de otras instituciones, el club rojinegro no se limita a una urgencia.

“Cuando escogimos a Óscar (Ramírez) lo hicimos pensando en un proceso, no en un apagafuegos, porque está demostrado que eso nunca funciona”, enfatizó.

Ramírez no ganó ningún título en este 2014 pero recibió la confianza para mantenerse.

“Una de las ventajas que tiene esta junta directiva es que no es cortoplacista. Nos gusta el profesionalismo de nuestro entrenador. ”, concluyó Vásquez.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.