8 mayo, 2010
 Ariel Rodríguez (izquierda) en una acción del Verano 2009, cuando era uno de los titulares de Alajuelense. Archivo
Ariel Rodríguez (izquierda) en una acción del Verano 2009, cuando era uno de los titulares de Alajuelense. Archivo

Alajuela. La pérdida del pase a la final del Campeonato Nacional de Verano ya comenzó a generar salidas de Alajuelense, que ayer anunció cinco jugadores menos para la próxima temporada.

Según expresó Luis Roberto Sibaja, quien pasó de ser entrenador a gerente deportivo, los que se marchan son: Ariel y Esteban Rodríguez, Daniel Arce, Yendrick Ruiz y Mauricio Mora.

“A Ariel Rodríguez se le libera, mientras que a Esteban Rodríguez y Daniel Arce no se les renovó el contrato”, expresó Sibaja ayer por la mañana.

El gerente comentó que en los casos de Yendrick Ruiz y Mauricio Mora, han surgido posibilidades de cederlos en préstamo a otros clubes de Primera División.

“A Yendrick Ruiz y Mauricio Mora hay opción de prestarlos; en el caso de Ólger Guzmán existe una situación privada que vamos a ver la otra semana, todavía no sabemos qué va a pasar”, dijo.

El gerente aclaró que Erick Scott, Wardy Alfaro y Pablos Gabas siguen en conversaciones.

“Es muy factible que Pablo Ganas se quede, con respecto a Scott vamos a procurar un acercamiento con la directiva, mientras que lo de Wardy estaría definido de aquí al lunes”, comentó.

Al consultársele a Yendrick Ruiz acerca de su situación, este respondió que ayer conversó con los dirigentes manudos y llegaron a la decisión de jugar en otro club.

“Estamos analizando varias opciones que gracias a Dios se abrieron, estamos viendo cuál me sirve, solo quiero tener oportunidad de jugar y crecer”, indicó Ruiz.

El delantero, quien es hermano de Bryan Ruiz, volante de llegada que llevó al Twente a ganar el título de Holanda el domingo anterior, apuntó que lo que le ha faltado es oportunidad.

“El tiempo de uno no es el de Dios, así que tengo fe de que las cosas saldrán bien, desde los 18 años, cuando debuté en la Liga no he tenido continuidad”, dijo Ruiz.

A sus 21 años el atacante considera que aún no pierde la esperanza de jugar en el exterior.

Por su parte, Wardy Alfaro indicó ayer que está dispuesto a bajar su salario para quedarse en la Liga.

“Es un esfuerzo de ambas partes, entiendo la situación actual del equipo, sí acepto un rebajo con el que salga satisfecho”, expresó.

La salida del guardameta Alfaro es una posibilidad latente debido a que los manudos no están dispuestos a mantenerle el salario que devengó en la última temporada.

“Ha faltado tiempo para reunirme –con los dirigentes–, este tema va a quedar definido entre hoy (ayer) y el próximo lunes”.

El portero aseguró ayer que hasta la fecha no tiene ofertas de ningún otro equipo. “Creo que ha sido por respeto a la Liga, con la que sigo hablando, aún no se han acercado otros equipos, pero veremos”.