Los carmelos estrenaron su nuevo reducto ante Pérez Zeledón, pero cayeron derrotados. Por ahora, la capacidad es de 750 personas

Por: Eduardo Rodríguez 21 enero
El nuevo estadio de Carmelita, bautizado Rafael Bolaños, estuvo lleno en el juego ante Pérez Zeledón. Por ahora, la capacidad es de 750 personas. Fotografía José Cordero
El nuevo estadio de Carmelita, bautizado Rafael Bolaños, estuvo lleno en el juego ante Pérez Zeledón. Por ahora, la capacidad es de 750 personas. Fotografía José Cordero

Luego de años en los que viajaban de un estadio a otro, Carmelita cumplió su anhelo de contar con uno propio, en el Complejo Deportivo Wílmer López, en La Plywood, Alajuela.

El escenario lleva como nombre Rafael Bolaños, padre del dueño del Complejo, Hugo Bolaños.

El estadio se estrenó este domingo, en la victoria de Pérez Zeledón 1-0. Los locales instalaron graderías móviles, con capacidad para 750 personas, y todos los boletos se vendieron.

El objetivo del equipo de la barriada es que la capacidad ascienda a 2.700 personas a partir del otro torneo, con nuevas graderías.

Por el momento, no cuenta con iluminación, por lo que deberán jugar solo durante el día, y pensar en sedes alternas para choques nocturnos.

Según el encargado de prensa del Carmelita, Alexánder Loría, buscarán otra sede para los partidos antes equipos grandes, debido al pequeño aforo del Rafael Bolaños.

El entrenador de Carmelita, Mario Víquez, ve muy importante contar con un estadio propio, aunque salió insatisfecho por la derrota.

“Es un sueño para la institución, para el grupo es muy motivante; ahora tenemos que hacerlo valer, esta vez no lo hicimos y eso nos deja descontentos”, dijo el entrenador verdolaga en conferencia de prensa luego de caer por la mínima con los Guerreros del Sur.

Mientras que los futbolistas carmelos ven con buenos ojos este paso que da la institución de tener su propio reducto.

“Es una bendición tener ya la localía; hay muchos factores como compartir camerino, las dimensiones de la cancha, saber cobrar la bola muerta, el viento, el sol, el pique del balón, todos esos factores que ojalá le podamos sacarle provecho conforme avance el torneo” mencionó Bryan Orúe.

“Sin duda alguna es importante tener casa para donde entrenar y jugar; la cancha está bonita, el estadio está bonito, y eso es lindo e importante, ahora debemos hacerlo respetar, ya que somos casa y debemos jugar aquí y ganar”, apuntó Kevin Fajardo tras la derrota en casa contra Pérez Zeledón.

Para el técnico del campeón, José Giacone, el paso de los carmelos es muy importante para el fútbol.

“Me gustaría felicitar, ya que es un gran esfuerzo, a toda la gente que trabaja en este equipo para que siga creciendo; la nueva cancha le va a dar identidad y más sabiendo del talento que tienen en ligas menores, entonces es un equipo que va acrecer en corto plazo, les deseo lo mejor”, apuntó Giacone.

Como anécdota del enfrentamiento, Keylor Soto, del Pérez Zeledón, se llevó el honor de ser el primer anotador del nuevo reducto, cuando al minuto 66 marcó de penal.

Etiquetado como: