Rodolfo Martín. 17 febrero

Marvin Solano no es más el entrenador de Limón FC, pues puso un alto a su labor en territorio caribeño y renunció, luego de caer ante la UCR 2 a 1 en el Juan Gobán, este domingo, y sumar su tercera derrota consecutiva en el Torneo de Clausura 2019.

El revés frente a los universitarios no fue uno más para la Tromba, ya que con esta caída quedaron con solo siete puntos de ventaja sobre la U en la lucha por no descender. Además, fue el tercer traspié al hilo de Solano y sus dirigidos (2 a 0 contra Grecia, 3 a 0 con Pérez Zeledón y 2 a 1 este domingo).

“Me gusta ser feliz donde trabajo y ser feliz en la vida. En le fútbol cuando se pierde un partido no pasa nada, cuando son dos te hacen mal modo y al tercer váyase, porque sino… El entrenador tiene una sensación de soledad. Cuando se cae te señalan, aunque tengo la madurez para entenderlo”, recalcó el entrenador en conferencia de prensa.

Marvin Solano asumió a Limón en el Apertura 2018. El timonel sacó al equipo del último lugar, pero terminó por renunciar al sumar tres derrotas al hilo en el Clausura 2019. Fotografía José Cordero.
Marvin Solano asumió a Limón en el Apertura 2018. El timonel sacó al equipo del último lugar, pero terminó por renunciar al sumar tres derrotas al hilo en el Clausura 2019. Fotografía José Cordero.

El timonel asumió en el Apertura 2018, cuando el equipo era último y se va con ventaja sobre el colero. No obstante, lo ocurrido en sus últimas presentaciones terminaron por llevarlo a hablar con la dirigencia y dejar en ellos la decisión.

“Acabo de hablar con el presidente y puse mi puesto a disposición. En el fútbol se depende de resultados y le dije al presidente que decida lo que él quiera”, agregó.

Solano no escondió que se va dolido, aunque es optimista y le deseó lo mejor a sus exjugadores. Considera que pese al momento, hay capacidad y material para mantener la cetegoría.

Ahora la directiva deberá moverse rápido y buscar un sustituto en un momento crítico. El campeonato aún tiene 11 jornadas por disputarse y la lucha es a muerte en la zona baja.

“La vida continúa con salud, estoy contento con lo que hice, pese a que no quería perder estos tres partidos. Creo que crecí más como persona y como entrenador, le agradezco a la afición de Limón, que es una maravilla... Tienen un plantel muy bueno y si de dan las condiciones todo puede salir bien, porque esto es un todo. Si todo se soluciona en la vida quitando entrenadores, sería muy fácil”, concluyó.

Con la renuncia de Marvin se da la quinta salida de un estratega en el Clausura 2019. Alajuelense, Saprissa, Grecia y Carmelita realizaron movimientos en procura de mejores resultados.

La Liga destituyó a Luis Diego Arnáez y colocó al colombiano Hernán Torres, los morados no contaron más con Vladimir Quesada y ficharon a Wálter Centeno, quien dejó su sitio en los griegos en manos de Allan Alemán.

Por su parte, los carmelos trasladaron a Luis José Herra al puesto de asistente y nombraron a Guilherme Farinha.