Fútbol Nacional

Bryan Jiménez de Alajuelense: ‘Veía que ascendían a otros jugadores y me desmotivaba’

Con humildad, el atacante contó que en determinado momento estuvo a punto de renunciar a su sueño, pero anuncia que a partir de ahora, va con todo. Inclusive, se propone ser el goleador del Verano con 15 perforaciones

Alajuela

Bryan Yitan Jiménez es uno de los cachorros de Alajuelense que sacó buena nota en el partido que los rojinegros perdieron 1-2 contra Santos de Guápiles, el sábado, en el arranque del Torneo de Verano.

Portando la camisa 9, el delantero rojinegro de 20 años sumó sus primeros 65 minutos en la máxima categoría y eso basta para que este lunes, sus compañeros le corten la cabellera, algo que ocurrirá con los demás futbolistas de la Liga que se estrenaron en Primera.

"Estoy contento, debuté con Alajuelense, el equipo de mis amores", afirmó el atacante, quien se lamentó por fallar en dos opciones claras de gol que tuvo.

Sin embargo, asegura que eso lo motiva a trabajar más duro en definición, porque quiere sacudir las redes muy pronto.

"Nosotros hemos llevado palo, como dicen, y yo ansiaba ese debut. Hace muchos torneos lo soñaba, hablaba con mis papás, estuve a punto de renunciar por esto y hoy estoy sumamente contento porque lo logré".

Sus expectativas son muy altas y afirmó que tiene el propósito de convertirse en el máximo artillero de este campeonato.

"Yo voy a quedar goleador del torneo, me lo propuse y mi meta son 15 goles", afirmó con mucha seguridad, para agregar: "En el Alto Rendimiento, en el último torneo hice 12 goles, ahora mi meta es hacer 15".

A Yitan lo pretendían otros clubes tradicionales del país, pero en sus adentros, él quería seguir en la Liga; no desistió de su sueño y ya comienza a ver los frutos.

"Son cosas que pasan, cosas del fútbol, por ahí yo veía que ascendían a otros jugadores y uno se desmotivaba, pero había personas que me hablaban, como mis papás o jugadores del primer equipo, que nunca me dejaron bajar los brazos", relató.

Y agregó: "Ellos siempre me decían que siguiera y les hice caso, yo seguí trabajando con humildad, calladito con lo mío y estoy debutando en el equipo de mis amores".

Cuando lo sustituyó José Alvarado, Yitan salió renqueando y el aficionado rojinegro que colmó las gradas del Morera Soto le aplaudió. El asistente técnico Frank Carrillo le dio un abrazo fuerte por el esfuerzo.

Pero hubo alguien más que le hizo ver que su debut fue bueno.

"Al terminar el partido, Jonathan McDonald entró al camerino y me dijo: 'No pasa nada, los goles vienen'. Entonces es nada más de seguir trabajando, de seguir mejorando, porque queremos la copa 30 aquí en casa".

Lo que lo terminó de convencer que su actuación tuvo nota alta se dio justo antes de atender a los medios de comunicación, casi una hora después de que finalizó el encuentro.

"Cuando salí del camerino, el profe (Benito Floro) me felicitó y sentí una gran alegría. Cuando salí a calentar sentí mariposas en el estómago, de todo y ahorita, cuando estaba en el camerino, se me quitó. Esto es un sueño que he cumplido y creo que vienen cosas mejores para mí", relató.

Jiménez es autocrítico y después de estar muy cerca del gol, promete esforzarse más.

"Me quedaron esas dos, no pude concretar, pero voy a trabajar el doble en la definición para meter las próximas que me queden, que es lo importante. Quería debutar con gol, era importantísimo y no solo para mí, sino para el equipo, creo que si hubiera metido esas, hubiésemos ganado, pero son cosas que pasan, a veces se gana y a veces se pierde. La unión de grupo es buena y vamos a ir por la treinta", destacó.

Esas dos jugadas no salen de su mente y él está convencido de que lo marcarán para lo que viene.

"Creo que me precipité, adelanté un poco la bola y en la otra le pegué de más largo, pero nada más toca mejorar eso y yo sé que pronto van a caer los goles. Pese a que sentí un tirón cuando hice un arranque, me revisó el doctor y el lunes ya estaré entrenando con todo", citó.

En Alajuelense imperan los cambios y más allá de la marcación en zona que se convierte en toda una novedad, o los múltiples rostros nuevos en un equipo plagado de juventud, los manudos también adoptan un estilo europeo.

La Liga del español Benito Floro mostró algo diferente después del juego contra el Santos de Guápiles.

De los futbolistas que vieron acción, tan solo José Luis Cordero y Bryan Jiménez no se quedaron en la cancha del Morera Soto haciendo una activación, como trabajo regenerativo luego del partido.

Sin embargo, ellos también tuvieron una sesión especial en el camerino.

Quienes no jugaron, se pusieron los tacos, la camiseta y la pantaloneta, para efectuar una sesión de entrenamiento.

Los manudos retornarán a las prácticas este lunes.

En un principio existía la posibilidad de que Wílmer López continuara como auxiliar en el primer equipo.

Sin embargo, durante los partidos, Floro solo tendrá como asistente a Frank Carrillo, pero podría ser que se contrate a alguien más para que también le ayude.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.