Harold Leandro C.. 9 agosto, 2007
 El domingo pasado, Brujas debutó en la gramilla del estadio Jorge Hernán Cuty Monge con un empate a dos goles ante Herediano. | ARCHIVO
El domingo pasado, Brujas debutó en la gramilla del estadio Jorge Hernán Cuty Monge con un empate a dos goles ante Herediano. | ARCHIVO

El Consejo Municipal de Desamparados acordó la noche del martes anterior desautorizar el convenio que firmó la alcaldesa Maureen Fallas con Brujas para que ese equipo utilizara el estadio Cuty Monge como sede de los juegos de la Primera División.

Así lo confirmó ayer a La Nación Fallas, quien aseguró que la decisión se debe a problemas entre las diferentes fracciones de regidores que tienen representantes en ese cuerpo edil.

Según explicó, de acuerdo a los artículos 60 y 61 del Reglamento de Contrataciones, como alcaldesa tiene potestad para firmar convenios sobre uso de instalaciones municipales. “Eso fue lo que hice con Brujas para que utilizara el estadio a cambio de que realizara obras para mejorarlo”.

No obstante, regidores del Partido Acción Ciudadana, Unidad Social Cristiana, Movimiento Libertario y Renovación Costarricense se unieron para aprobar una moción en la que se descalifican la actuación de Fallas y revocan el convenio con Brujas.

La alcaldesa indicó que el próximo martes, cuando se revise el acuerdo, tratará de convencer a los regidores de que esta medida no es lo mejor para el cantón.

“Pretendo hacerles ver que esto favorece a Desamparados, que atrae turistas, que nos deja ingresos y nos abrimos al país”.

Consultada sobre la posibilidad de que no tenga éxito y más bien el acuerdo quede en firme, manifestó que en ese caso Brujas tiene el derecho de demandar por la vía judicial al Consejo Municipal de Desamparados.

Brujas construyó una tapia alrededor del Cuty Monge (cuyo valor está estimado en ¢25 millones) y la zona para la prensa que transmite los juegos de Primera.

Uno de los principales motivos que aducen los regidores que no están de acuerdo con el uso del Cuty Monge para partidos de Primera División fue el zafarrancho que se suscitó el domingo entre la barra de Saprissa y Herediano.

En el centro de ese populoso cantón, morados y rojiamarillos (que se dirigían la juego contra Brujas) se dieron de golpes con el saldo de un joven herido de gravedad, además de irrespetar el templo católico local.

La cancha alterna de Brujas es estadio de Santa Teresita de Aserrí, el cual aún tiene el aval del Comité de Competición pues aún le falta la respectiva revisión.