Fanny Tayver Marín. 29 enero
Aquil Alí fue el artífice de la tregua entre Herediano y Alajuelense. Fotografía: Carlos González / Agencia Ojo por Ojo
Aquil Alí fue el artífice de la tregua entre Herediano y Alajuelense. Fotografía: Carlos González / Agencia Ojo por Ojo

Aquil Alí confesó a La Nación que fue él quien gestó la tregua entre el Club Sport Herediano y Liga Deportiva Alajuelense, con el firme propósito de ponerle punto final a los dimes y diretes entre Jafet Soto y Agustín Lleida, al pensar que las cosas ya se estaban saliendo de fuera de tono.

Por eso, el pasado 16 de enero, aprovechó que estaba en el Morera Soto y fue a buscar al jerarca rojinegro Fernando Ocampo y apenas lo vio le dijo: “Vengo con una bandera blanca”.

(Video) El artífice de la tregua entre Herediano y Alajuelense se confiesa

— El viernes pasado que Jafet Soto habla de la tregua, ¿cree que el tema se dimensionó de más?

Es que Jafet tiene su manera de hacer las cosas y además, el fútbol es entretenimiento. La gente lo toma diferente, pero hacer eso es más para el efecto de crear expectativas para que la gente se acerque, que vaya al estadio, que vea los partidos. Hasta el amarillismo decimos que ayuda para que la gente esté entretenida con el fútbol.

La gente no deja de hablar de fútbol y eso es lo que queremos, porque ya se estaba perdiendo la efervescencia, los niños estaban más metidos en jugar PlayStation que en ver fútbol y lo que queremos es que la gente se acerque.

La diferencia en nuestra instancia y voy a hablar un poquito de la situación que había pasado con Saprissa, con el caso de Francisco Calvo, qué pasó, que ellos lo firmaron mientras él era jugador nuestro e íbamos a la final. No nos gusta, porque si nos avisan, entonces no hubiese jugado la final, porque ya él era jugador de Saprissa. En esos casos, mejor que nos avisen.

— ¿Por qué no piensa en una tregua también con Saprissa?

La situación que Jafet dice que no hay tregua con Saprissa ya se ve claramente, porque después de ese partido del domingo ahí se habla de todo, de un montón de cosas. Ya es cosa de ellos si deciden hablar solo de Saprissa, porque ellos no tienen nada que estar hablando de Heredia, ni nosotros de Saprissa.

Además, nosotros no somos los que estamos hablando de ellos, ellos son los que están hablando de nosotros, porque no nos interesa.

Se habla de Manfred Ugalde, pero él era jugador de las ligas menores nuestras y yo entiendo por dónde va Jafet, pero después de ahí, ¿qué nos va interesar de Saprissa?

— ¿Y a usted sí le gustaría ver a Manfred en su equipo de nuevo?

Es que fue jugador nuestro. Si toda la familia de él es herediana, es lógico que nos gustaría que vuelva, no tiene nada de malo y si él es herediano y la familia es herediana, entonces, por supuesto, pero en este momento es jugador de Saprissa y no se puede hacer nada y nadie se le está acercando porque él tiene contrato con Saprissa.

— ¿Usted siente que a Jafet se le va a veces un poco la mano con lo que dice?

Es que él lo que hace es decir la verdad y si decir la verdad les duele a los demás, que les duela, pero es la verdad y puede ser que la verdad de los otros sea distinta. ¿No es cierto que a nosotros nos han afectado muchas veces? Es la verdad, no es ninguna mentira. Todos los heredianos lo adoran y él sabe que trabaja por una institución que se llama Club Sport Herediano y tiene que enfocarse y hacer todo lo posible por el equipo y que no le importe lo que digan los demás.

¿Qué opina de las declaraciones de los jugadores de Saprissa y el informe arbitral, con lo que acusan a Jafet y que terminó con una sanción para él?

Son cosas del fútbol, yo creo que son momentos en ese momento, yo no sé de qué hablan los jugadores de Saprissa, si toda la vida a ellos les han ayudado en instancias arbitrales, toda la vida. A nosotros nos han pasado tantas cosas con ellos que es increíble, hasta la prensa se cansaba de ver las injusticias que nos pasaban a nosotros. En ese caso no hubo injusticia, los dos jugadores se expulsaron solos.

Nadie le está reclamando al árbitro por haber hecho su trabajo, yo no sé cuál es la necesidad de los jugadores de hablar cuando ellos mismos se expulsan. Ellos lo que tienen que hacer es lo que dijo Paté, no acercarse al árbitro y enfocarse a jugar, en lugar de estar peleando con el árbitro.