Fútbol Nacional

Álvaro Mesén da testimonio al superar dos cirugías cerebrales

Álvaro Mesén recibió una muy buena noticia por parte de la neurocirujana y a partir de ahí decidió contar su testimonio sobre ese quebranto de salud que lo tuvo delicado en el hospital

Álvaro Mesén se siente un afortunado porque Dios le permite estar vivo y disfrutar de cada día al lado de su familia.

Después de acudir al Hospital México este jueves, el exportero de Liga Deportiva Alajuelense, Club Sport Herediano y Liberia se tomó unos minutos para contar la buena noticia en su Facebook.

“Usted puede hacer vida normal”. Esa frase que le dijeron en el centro médico la recibió con júbilo al lado de su familia, porque solo ellos saben lo que pasaron durante estas semanas.

Seguidamente, el exfutbolista procedió a contar qué fue lo que le pasó.

Después de dos cirugías cerebrales, las palabras que hoy me dice la neurocirujana cierran con broche de oro la cadena de milagros que ha sido este proceso. Hoy fue mi cita de seguimiento”, relató en su cuenta de Facebook.

Indicó que su último recuerdo pre operatorio fue el lunes 13 de junio al finalizar la tarde.

“Desperté el jueves 16 de junio a medio día en una cama de cuidados intermedios del Hospital México. Me cuentan el estado crítico en que entré y no puedo creerlo”.

Álvaro Mesén narró que dos días antes (el martes 14) lo trasladaron de emergencia al Hospital México, luego de que una tomografía de cerebro reflejara una masa en la parte inferior derecha.

“Había perdido el conocimiento por hidrocefalia y la primera decisión fue colocarme una derivación para drenar el agua y ganar tiempo para hacer una resonancia y lograr ver bien qué había en mi cabeza. La válvula no funcionó como esperaban pues seguía en estado delicado y el valiente cuerpo médico decide intervenir sin esperar el examen”, contó.

También mencionó que minutos antes, su papá había pedido que le pusieran la unción de los enfermos y su esposa, María Isabel Chaves oraba el rosario junto a él.

“Aunque yo no podía responder, me cuenta que trataba de rezarlo con ella. En ese mismo momento sale la noticia de mi internamiento en los medios e inicia una cadena abrumadora de oración”.

Mesén relata que en la cirugía encuentran un absceso que aplastó el tallo cerebral y cuarto ventrículo, según le contaron los médicos más adelante.

“Seguía siendo un pronóstico reservado, pero habían logrado sacar toda la infección. La recuperación posterior seguía sorprendiéndonos, y después de 25 días en el hospital pude volver a casa. Me hicieron muchos exámenes, pero hasta la fecha no tenemos certeza de dónde pudo surgir la bacteria que llegó a mi torrente sanguíneo y se alojó en mi cerebro”, afirmó.

Dice que cuando tuvo acceso a su celular, se conmovió al ver la cantidad de mensajes privados y públicos en redes sociales.

“Tanto cariño lo llevaré conmigo siempre. No tengo como pagar tanta bondad. Saben que me he caracterizado por ser una persona muy reservada, pero cuento todo esto, para dar testimonio del poder de los sacramentos y la oración y porque estamos sumamente agradecidos con el cuerpo médico del Hospital México y todas las personas que conociéndome y sin conocerme, oraron por mí y mi familia”, aseguró.

Además, indicó que la cadena de milagros no fue solo en el hospital, sino que también ha sido fuera de él.

“Seguimos encontrándonos ángeles en el camino que nos han llenado de buenos deseos y cariño y por ello damos gracias a Dios y gracias a todos ustedes que no nos soltaron. Dios les bendiga”.

De esa forma, Álvaro Mesén contó con detalle qué fue lo que le pasó, una compleja situación de salud que superó y que si antes ya lo hacía, ahora valora más la vida.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.