Fanny Tayver Marín, Esteban Valverde. 5 septiembre
Cuando Gerald se percató de que tenía el rasguño, pidió que le tomaran una fotografía como evidencia. Fotografía: Cortesía
Cuando Gerald se percató de que tenía el rasguño, pidió que le tomaran una fotografía como evidencia. Fotografía: Cortesía

Cuando Ricardo Montero pitó el final del clásico en el que Alajuelense derrotó a Saprissa con un gol de Jonathan McDonald, los juntabolas se reunieron en la propia gramilla del Morera Soto.

Ahí se percataron de que Gerald tenía la marca de un rasguño en el cuello.

El responsable de ellos le preguntó qué pasó, le tomó una fotografía y le dijo que fuera de inmediato a buscar al presidente de la Liga, Fernando Ocampo, y al gerente deportivo, Javier Delgado, para que les contara lo ocurrido y que ellos decidieran si tomaban cartas en el asunto.

Así lo hizo el muchacho y el directivo y asesor legal de los rojinegros Javier Blandino afirmó a La Nación que en el transcurso de este miércoles Alajuelense procederá a solicitar la investigación respectiva ante el Comité Disciplinario y que de paso también le enviará una nota a la Comisión de Arbitraje.

El testimonio de Gerald

Gerald trabaja de día, va al colegio de noche y su único día libre lo usa para ejercer un voluntariado como juntabolas en los partidos que se disputan en la casa de la Liga.

Él accedió a conversar con este medio y dio su versión de los hechos.

“La cosa fue que venía el saque de banda para Saprissa y yo me iba a agachar a recoger el balón. Cuando yo me levanté, tenía al frente a Ricardo Blanco y no me dio tiempo de reaccionar, porque en eso que me agacho y me levanto, el hombre ya estaba encima mío”, relata Gerald.

“Me quedé quieto para ver qué hacía, él mismo se agachó y me empujó, me pegó en el pie y como yo tenía la bola majada la hice arrastrada con el pie y él se enojó conmigo. Yo no le dije nada porque a nosotros nos dicen que hay que respetar a los jugadores”.

“Él se levanta, se me queda viendo y algo me va a decir pero no me dice nada y lo que hace es que no me pasa las uñas, me pasa las yemas de los dedos por la cara y entonces lo que hago yo es echarme para atrás, para quitármelo, porque en ningún momento yo le falto el respeto a Ricardo Blanco para que él no los falte a los juntabolas”, afirmó el muchacho.

Según el juntabolas, nunca le había pasado una situación así.

“Yo sé que en todos los estadios dicen que los juntabolas perdemos tiempo, pero vea, el partido iba 0-0, yo nunca tuve la intención de perder tiempo porque nosotros estamos en las bandas y somos los que tenemos que dar las bolas más rápido. Esa es la indicación que siempre nos dan”, apuntó.

El jovencito dice que él simplemente hizo lo que le tocaba, pero que sí se siente muy molesto por lo ocurrido y por esa marca que aún se ve en su cuello.

“No fue algo bueno por parte de ese jugador, que es una persona profesional y yo en ningún momento lo traté mal. Él no tuvo que hacer eso conmigo, yo en el partido soy un ayudante y en ese momento yo me estaba agachando para ayudarle justo a él”, acotó.

Gerald también es el muchacho al que Ricardo Montero le llamó la atención, cosa que asegura tampoco comprendió.

“En un lateral el árbitro se me acercó y me hizo una seña como de tranquilo, entonces yo no le dije nada porque no puedo hablar con él nada y yo me quedé extrañado de por qué me regaña a mí, si el problema fue el jugador. Y después de eso, hubo un centro, se me acercó Barlon Sequeira y me dijo: ‘Flaco tranquilo’ y yo le respondí: ‘Sí, estoy tranquilo’. Me dijo: ‘Bueno, bueno, bueno’ y se fue corriendo”.

¿Qué dice Saprissa?

La Nación buscó el criterio del Deportivo Saprissa ante el señalamiento que hace el juntabolas hacia Ricardo Blanco y la decisión de Alajuelense de solicitar una investigación al respecto.

Para eso se enviaron varias consultas por escrito a la oficina de comunicación de los morados: ¿Conocen algo del tema? ¿Cuál es el protocolo que maneja Saprissa con el tema de los juntabolas cuando juegan de visita?

En Saprissa aseguran que no se referirán al tema del juntabolas. Foto: Rafael Pacheco
En Saprissa aseguran que no se referirán al tema del juntabolas. Foto: Rafael Pacheco

¿Conversarán con el jugador para saber qué pasó? ¿En caso de que sí se haya presentado esa situación, tomarían medidas al respecto?

¿Si la Liga presenta la queja ante la Unafut por este caso, como dicen que harán, cuál sería el proceder de Saprissa?

La respuesta oficial a esas consultas fue: “Saprissa no se referirá a este tema, ya que según los informes tanto del cuerpo arbitral, comisario de Unafut y comisario del partido no existió tal situación”.

Alajuelense busca protección de árbitros a juntabolas

En la Liga no se quedarán cruzados de brazos y ese testimonio de Gerald motiva a los manudos a pedir protección para los juntabolas.

“Como es un hecho nuevo y no estaba reportado en el informe arbitral, vamos a pedir la apertura de una investigación en el Tribunal Disciplinario porque eso es lo que procede”, afirmó Javier Blandino.

“No hay motivo para que a un muchacho lo agredan, hay que entender que son menores de edad, que tienen una función, lo hacen por gusto y son parte del espectáculo. El árbitro los debe proteger”, añadió el abogado manudo.

En el informe del cuerpo arbitral se reportan muy pocos incidentes y eso genera molestia en Alajuelense.

“No me gusta que en el informe solo digan que los juntabolas perdieron tiempo, cuando no fue así y no se fijen en que a uno de ellos lo golpearon. Es deber del árbitro fijarse en eso, debe investigarse la agresión y el árbitro debe estar pendiente de eso”, aseguró.

En Alajuelense pedirán una investigación por el tema del juntabolas y enviarán otra nota a la Comisión de Arbitraje, a pesar de que ganaron el clásico con el gol de Jonathan McDonald. Fotografía: Rubén Murillo / Alajuelense
En Alajuelense pedirán una investigación por el tema del juntabolas y enviarán otra nota a la Comisión de Arbitraje, a pesar de que ganaron el clásico con el gol de Jonathan McDonald. Fotografía: Rubén Murillo / Alajuelense

“Estos muchachos son parte del espectáculo y al que golpee a un juntabolas lo pueden expulsar, todos somos parte del juego y yo creo que se tienen que proteger, es bueno sentar un precedente y que los árbitros no tomen partido. Si se pierde tiempo, se repone ese tiempo”.

Al consultársele a Blandino qué es lo que busca Alajuelense con esa solicitud de investigación, respondió: "solicitamos dos cosas: que se sancione al jugador por agredir a un muchacho, hay que protegerlos, ellos no reciben paga por eso, son menores de edad y son parte del espectáculo y merecen un trato decente. Hay que sentar un precedente. En el torneo pasado también le reventaron un balón a uno de ellos, que por poco lo golpea y eso no puede ser”.

Aparte del pronunciamiento ante el Tribunal Disciplinario, Alajuelense también presentará una queja ante la Comisión de Arbitraje.

“Vamos a mandarles una nota más, porque a nosotros nos ponen una multa de 100.000 colones porque según el árbitro los juntabolas retrasaron el partido y yo estuve en todo el partido y no fue así”, citó Blandino.

Pero no sabe si eso surtirá algún efecto, porque la Liga aún espera algún tipo de respuesta a la nota que les enviaron hace algunas semanas, ante la molestia que tenían los erizos porque en Limón no se cuidó la integridad física de Jonathan McDonald, ignorándose que el atacante sangraba, por la cortada que sufrió en la barbilla.

“La nota anterior que enviamos y que no nos respondieron fue por la actitud irreverente al prestársele ninguna atención al golpe que sufrió McDonald en Limón, nuestro jugador sangraba y Hugo Cruz como si nada, se le olvidó que lo primero es velar por la integridad física. Hay criterios subjetivos y el árbitro debe ser imparcial”, apuntó Blandino.

Javier Blandino: “En el informe arbitral no se reportó lo que se ve”

Otra cosa que causa mucha molestia en la dirigencia de Alajuelense es que por los reclamos a los árbitros que se dieron al término del primer tiempo, Ricardo Montero solo reportó al jefe de prensa de los erizos, Ferlin Fuentes.

“Es un informe en donde solo se indica que nuestro periodista fue la única persona que le llegó a decir cosas al árbitro y es raro, cuando observamos un montón de actitudes de un montón de gente y el reporte es omiso, porque en el informe arbitral no se reportó lo que se ve, lo que apreciamos todos”, mencionó el directivo.

Y agregó: “Fue evidente que al terminar ese primer tiempo llegó la mayoría del Saprissa a encerrar a los árbitros cuando nos habían avisado que eso no se podía y no creo que lo estuvieran saludando o felicitando y no reportó nada. A mí me llama la atención que solo reportara lo que en teoría dice que le expresó Ferlin y no viene nada más”.

Fue evidente que los jugadores morados rodearon al árbitro y por el lado de la Liga el propio Luis Diego Arnáez envió a sus jugadores a que encimaran al silbatero.

(Video) El enojo y el carácter de Luis Diego Arnáez en el clásico

Blandino contó que el reporte arbitral siempre le llega muy rápido, pero que el de este clásico tardó casi 24 horas.

“Yo pensé que venía repleto de cosas y no puso nada de lo que yo pensaba y no puede ser que quede en que nada pasó. Nuestro reclamo no va recargado a los errores arbitrales, pero es más importante esto, me preocupa lo del muchacho y lo del informe que es omiso”.

“Hubo fallos groseros y el informe a como omite lo del juntabolas, omite indicar que hubo personas que se les acercaron, que intentaron ir al camerino y el árbitro en eso falló y en la Fedefútbol deberían tomar cartas en el asunto. Hay cosas que sucedieron, que se ven a simple vista y que no se mencionan”, insistió.