Esteban Valverde. 22 septiembre
José Miguel Cubero cabecea el balón y deja sin reacción a Esteban Alvarado para conseguir el 1 a 0 a favor de la Liga. Fotografía: John Durán
José Miguel Cubero cabecea el balón y deja sin reacción a Esteban Alvarado para conseguir el 1 a 0 a favor de la Liga. Fotografía: John Durán

Alajuelense consiguió dar dos golpes certeros al vencer a Herediano 1 a 0 en el Rosabal Cordero. Los erizos consolidaron su liderato al llegar a 35 puntos y quedar a ocho de Saprissa y a 16 de Herediano, pero también dieron mensajes contundentes: le respondieron a Wálter Centeno y pusieron al Team en alerta, pues ya está en crisis.

El Paté intentó meterle presión al líder y después de empatar 2 a 2 con Santos, en el Ricardo Saprissa, le exigió la victoria ante el Herediano... Los manudos le respondieron y aprovecharon el traspié de los tibaseños para mirarlos todavía más de lejos por el retrovisor.

En el caso del Herediano, la Liga le dio el golpe de gracia que confirmó su crisis, porque de los últimos ocho partidos solo ha ganado uno, y si todavía está cerca de zona de clasificación es por lo irregular del torneo y no porque lo merezca.

El bombazo para los rojiamarillos llegó con el sello de un certero cabezazo de José Miguel Cubero. También se dio con cierto tinte de dolo, ya que el propio contención pidió perdón una y otra vez en su celebración, por su pasado florense. La pelota, como si sintiera el descontrol emocional de Cubero, ingresó al marco dando tumbos, suave, como si doliera besar las redes.

Cubero, en una clara muestra de profesionalismo y ambición deportiva, recibió el justo premio a su entrega en faceta defensiva. Al '8′ de la Liga le tocó lidiar de izquierda a derecha con una zona medular que tenía a Juan Bustos como referencia de creación; él lo logró controlar sin inconvenientes.

Sobre el terreno de juego del Eladio Rosabal Cordero, el León fue mejor de principio a fin. De hecho, desde la etapa inicial hizo lo necesario para abrir el marcador; sin embargo, un Esteban Alvarado inspirado se encargó de ahogar el grito de Jonathan McDonald en dos ocasiones.

Mac, en su duelo con el guardavallas, lo exigió al palo derecho y luego con un remate rastrero; en las dos ocasiones el florense resolvió de forma efectiva y salvó su arco.

Solo en la etapa inicial, la Liga tuvo cuatro ocasiones para celebrar, mientras que el cuadro rojiamarillo no consiguió incomodar a Adonis Pineda.

La Liga supo cómo hacer daño: la explosividad de Marco Ureña y las agallas de McDonald fueron sus armas para sorprender, junto a la velocidad de Ariel Lassiter. En pies de estos tres jugadores se vieron y crearon las mejores ocasiones.

Lassiter tuvo la suya y la envió por fuera, Ureña le sirvió otra a Barlon Sequeira y el juvenil no supo definir y para cerrar Alex López, luego de una falta que sacó Marco, asustó a Alvarado.

En las tiendas rojiamarillas, el panorama es confuso como su fútbol. La mejor versión del Team ante la Liga se vio cuando Golobio se conectó con la pelota; no obstante, careció de un compañero que le diera el relevo cuando se cansaba.

El ingreso de Bryan Rubio en el complemento le permitió a Herediano tener dos emociones ante Pineda, las dos resueltas sin inconveniente por el portero.

Cuando Cubero anotó en el 64′, Jafet Soto buscó la reacción al incluir a Nextalí Rodríguez y aunque el excarmelo aportó desequilibrio, ya era tarde.

Andrés Carevic apretó sus puños, se abrazó con su cuerpo técnico y gritó: ¡Vamooos! El central, Ricardo Montero señaló el final del juego, Yeltsin Tejeda reventó el balón de la furia y Anthony López se juntó con McDonald para celebrar los tres puntos.

¿Quién para a Alajuelense? El Paté lo intentó fuera del terreno de juego y el León le respondió y lo silenció... Y al Herediano lo dejó en serios problemas.