Fanny Tayver Marín. Hace 6 días
En Alajuelense causó molestia el arbitraje de William Mattus. Fotografía: John Durán
En Alajuelense causó molestia el arbitraje de William Mattus. Fotografía: John Durán

La molestia en Liga Deportiva Alajuelense es generalizada y su triunfo agónico de 3-2 ante Guadalupe no merma las quejas.

Por primera vez desde que llegó al país, Andrés Carevic se refirió al arbitraje y habló de la urgencia de profesionalizar a los silbateros, los jugadores también salieron enojados por la actuación de William Mattus y a nivel de gerencia deportiva no fue la excepción.

Agustín Lleida aseguró que este jueves, la Liga enviará una carta a la Comisión de Arbitraje para solicitar que Mattus no pite más en la casa rojinegra.

En el juego entre Alajuelense y Guadalupe hubo errores graves, como la jugada con la que se abrió el marcador, en la que la pelota le pega al central.

Fue un fallo técnico del central, pues según la regla, debía detener el juego. Sin embargo, una vez que la bola roza al silbatero, él opta porque continúe la acción en piernas de un José Luis Cordero que da la asistencia a Arturo Campos.

Aparte de participar en la jugada del gol, también había fuera de juego.

¿Qué hubiese representado para la Liga perder 1-0 con esa jugada? "Al final trabajamos en el día a día mucho, estamos muchas horas acá, vienen miles de personas, miles de personas nos siguen en televisión y se podía echar tierra a todo por un señor, que no es equivocación, porque aparte de que está en fuera de juego un metro y no lo ve, tampoco parece que se sepa el reglamento y es algo más preocupante", respondió Agustín Lleida.

Inclusive, sucedieron otras cosas.

"Cube (José Miguel Cubero) contó que en el sorteo de campo le dijo que le avisara a (Adolfo) Machado que cuando hiciera la primera falta le iba a sacar amarilla y yo creo que eso es amateur, es del barrio, donde muchas veces hemos jugado, hemos crecido y pasan estas cosas, pero no pueden pasar en la Primera División de Costa Rica".

Lleida coincide con Carevic en que los árbitros necesitan un poco de apoyo para ser mejores en la cancha.

Varios analistas arbitrales afirmaron que la Liga estaba en su derecho de apelar el juego por el error de Mattus.

"No hubiésemos apelado, porque si no habría que apelar 15 partidos cada torneo, pero sí, independientemente del resultado, nuestra decisión es solicitar que este señor no vuelva a pitar en el Morera Soto", reseñó Lleida.

Además, dijo: "Estaríamos apelando partidos todo el año y es medio complicado. No creo que hubiese llegado a nada esa apelación, pero sí trataremos de que ya no nos pite más acá, porque no es solo esa jugada".

Indicó que un mal arbitraje propicia que el partido se haga lento, entre otras cosas, como que "el diálogo con los jugadores no es el de un árbitro profesional".

"Él es el mismo con el que tuvimos el problema en el partido antes de entrar a la liguilla y ser reincidente su actitud con los jugadores, el diálogo en la cancha, el problema de conocimiento del reglamento, toda esa suma de cosas te lleva a esto".

La Liga en aquella ocasión no se quejó formalmente.

"Lo dejamos pasar y aparte de lo que hablamos aquí no hubo más, pero ya creo que es el momento de hacer alguna cosa".

Al igual que la vez pasada, Lleida fue claro en que no cree que sea algo personal de Mattus en contra de Alajuelense, sino que lo achaca a “falta de capacidad”.