Johan Umaña V.. 4 diciembre, 2011

San José (Redacción). Entre expulsiones y lesiones el clásico nacional fue trepidante. Centeno se equivocó y Argenis marcó el 2-2 definitivo.

El marcador lo abrió Alejandro Álpizar, al 37’, con un golazo. Pero dos minutos después Mikol Ortiz aprovechó una mala salida del arquero Patrick Pemperton para empatar el marcador.

Saprissa se fue arriba en solo cinco minutos del segundo tiempo, con un buen tanto de Josué Martínez en contragolpe.

El cuadro tibaseño quedó con 10 por la expulsión de Heiner Mora (63’) y nueve minutos después el volante manudo Marcelo Sarvas también se fue a las regaderas, por doble amonestación.

Parte del festival de caídos fue que Cristián Oviedo entró al 8’ ante la lesión de Johnny Acosta. Al 60’ el mediocampista salió sustituido, también por lesión.

Los laterales José Salvatierra y Cristopher Meneses acabaron en la cancha, pero lesionados.

Cuando Saprissa apretaba con todo para buscar el tercer gol que le daba la clasificación, llegó el error de Wálter Centeno. Los morados cobraron un tiro libre en el medio de la cancha y todos se fueron a esperar para cabecear el centro del volante pero éste le cedió la bola a un rival.

Tres manudos se fueron en contragolpe y fue Argenis Fernández quien sentenció el global de 3-2.

El domingo, a las 6 p. m. en el Morera Soto, inicia la final entre Alajuelense y Herediano.