Fanny Tayver Marín. 9 diciembre, 2019
Fernanda Barrantes (17) corre para festejar su anotación con Alajuelense Codea, que se coronó campeón del Torneo de Clausura del fútbol femenino y que ahora disputará la final nacional ante Saprissa. Se suma al festejo Viviana Chinchilla (7) y Lixy Rodríguez (izq.). Fotografía José Cordero
Fernanda Barrantes (17) corre para festejar su anotación con Alajuelense Codea, que se coronó campeón del Torneo de Clausura del fútbol femenino y que ahora disputará la final nacional ante Saprissa. Se suma al festejo Viviana Chinchilla (7) y Lixy Rodríguez (izq.). Fotografía José Cordero

Con más de 5.800 aficionados en las gradas del Estadio Alejandro Morera Soto se disputó el partido de vuelta de la final del Clausura del fútbol femenino, este lunes por la noche.

Un torneo que quedó en poder de Alajuelense Codea, tras una remontada, y eso le da el derecho de jugar la finan nacional contra Saprissa FF. El partido de ida será este jueves a las 8 p. m. en el Ricardo Saprissa.

Fue un partido emocionante y vibrante, porque la serie iba 1-1.

Las rojinegras atacaban y tenían el claro dominio del juego; mientras las dirigidas por Bernal Castillo intentaban marcar a figuras clave, como Shirley Cruz.

La Liga lo intentaba una y otra vez con Priscilla Chinchilla, Lixy Rodríguez, Shirley Cruz y Sabrina Vásquez, pero el primer tiempo terminó con la frustración para las manudas porque no hallaban cómo anotar.

Y pasó lo peor, de momento, porque el primer tanto fue para Moravia Herediano con Wendy Acosta, al minuto 24, luego de que la portera Yalitza Sánchez despejó, pero dejó suelta la pelota.

Era difícil para las leonas, porque no entendían cómo el gol no estaba de su lado.

Ellas no querían defraudar al liguismo, que llenó la gradería este de la casa eriza y qué propició que se abriera la platea sur. En total, la Liga reportó 5.800 asistentes; el récord anterior lo ostentaba un juego entre Saprissa y Moravia en Tibás, con 5.000 aficionados.

Llegó el descanso. Y al reanudarse el juego, muy pronto vinieron los goles de la Liga Codea.

Esta vez las rojinegras hicieron lo mismo, solo que sí convirtieron.

El empate de las leonas contra rojiamarillas llegó un centro.

Una jugadora de Moravia Herediano rechazó hacia atrás por alto. Ivonne Rodríguez de media volea envió la pelota al fondo de las redes moravianas ante la salida de Priscilla Tapia, que era la heroína de la noche.

Faltaba más. Muy rápido María Fernanda Barrantes recibió el esférico, estaba sola casi en el área pequeña, controló la bola, se dio vuelta y tiró.

La portera se quedó estática y Fernando Ocampo gritó el gol con el alma, al igual que todos esos aficionados que batieron el récord de asistencia a un partido de fútbol femenino.

Pudieron caer más goles inclusive y se dio en el cierre del encuentro con Daniela Mesén. El global quedó 4-2.

El jueves, a las 8 p. m. será el primer juego de la final nacional entre Saprissa FF y Alajuelense Codea, en el reducto morado.