Fútbol Nacional

Aficionados de Alajuelense enumeran grandes problemas de su equipo

22 aficionados de Alajuelense dieron su criterio sobre qué le pasa al equipo, por qué no responde a la hora de la verdad y algunos plantearon posibles soluciones

Liga Deportiva Alajuelense anunció el veto de La Doce y luego en sus redes sociales oficializó la salida del guardameta Mauricio Vargas, quien minutos después de la eliminación, el propio domingo, se despidió públicamente.

En cuanto a decisiones sobre la parte deportiva y como ha sido la tónica cada vez que se presenta esta situación, impera el silencio, que al final, también dice mucho.

Después de las declaraciones del domingo de Bryan Ruiz, Giancarlo González y Fernando Ocampo, así como la rueda de prensa de Albert Rudé, nadie más se ha referido a este nuevo golpe que se llevó el liguismo.

Quienes sí tratan de encontrar explicaciones al porqué el equipo masculino no responde a la hora de la verdad, el gran problema de la Liga y posibles soluciones son los aficionados.

Para conocer esos criterios, La Nación efectuó una consulta a través del canal en Telegram AlajuelenseLN, donde están suscritos más de 1.880 simpatizantes de la Liga y fueron 22 aficionados los que accedieron a esta dinámica que llevaba como propósito conocer el sentir de la afición. De ellos, 16 mencionaron a los jugadores como los grandes responsables de este nuevo fracaso de la Liga.

La primera en responder fue María Castillo, quien apuntó: “Excelente administración del señor Agustín Lleida, pero creo que en la Liga deben ser más estrictos en cuanto al mal rendimiento de los jugadores”.

De inmediato, ella especificó lo que quiere decir con eso.

“A mi parecer son niños que se acostumbraron a tener todo lo que piden a manos llenas, la entrega de la afición que siempre ha sido fiel sin tener la satisfacción de un título es algo que desmotiva. Dejen ir a los que no dan lo que se espera de ellos. Apliquen sanciones al incumplimiento de compromiso con el club”, citó Castillo.

Guillermo Ruiz considera que el problema principal es que los jugadores han caído en una zona de confort y hasta conformismo por todas las facilidades que les han dado para entrenar y jugar.

“Les falta hambre y vergüenza. También se ha perdido un poco la identidad liguista con muchas contrataciones de otros equipos. Sumado a eso se trajo un técnico con muchos títulos pero sin experiencia alguna como el señor Albert Rudé y para manejar un camerino como el de la Liga hay que tener kilómetros recorridos para saber manejarlo”.

Juan Pablo Meneses enumera como primer problema el factor psicológico y que es algo que viene de años atrás, porque asegura que lo que pasó el domingo, con respecto a la eliminación, lo ha visto muchas veces antes.

“Es muy duro ver que en lo mental Saprissa siempre nos hace ver novatos”, detalló Meneses, para agregar que otra falla fue la elección del técnico, porque se requiere de alguien con características de ganador, que empuje e inyecte esa mentalidad a los jugadores.

“Los ticos sabemos que no rinden o no dan más de lo que tienen sin alguien que los exija, los jugadores necesitan un técnico así. A muchos no les gusta y sé que con el capi (Bryan Ruiz) y Celso (Borges) este nombre tiene problemas, pero alguien como (Jorge Luis) Pinto es lo que necesitamos”.

José Leonardo Quesada dice que la Liga necesita jugadores que tengan mentalidad ganadora y que un psicólogo le vendría bien al equipo, para abarcar esta parte desde el punto de vista profesional.

“No es posible que, teniendo la oportunidad de pasar a la final, se desperdicie un penal y no sean capaces de generar una sola opción de gol”, reseñó José Quesada.

Miguel S subraya que el problema de Alajuelense es integral, al presentar “una plantilla con buenos jugadores, pero sin buenos técnicos”.

Además, comenta que jugadores han quedado a deber en este semestre, que están en una zona de confort enorme y no se les ve hambre de títulos.

“Lo tienen todo, por lo tanto no hay esfuerzo extra para cumplir objetivos. Alajuelense debe contratar un técnico que les exija y el que no rinde dé un paso al costado para comenzar a meter en la nómina jóvenes con hambre de triunfar”.

Blanca Piñar hizo una lista de situaciones, como no saber engranar jugadores de experiencia con jóvenes, con rivalidades evidentes y no corregidas; contratación de jugadores sin identidad liguista y demasiado aislamiento individual.

“No se le da el debido lugar a los de mayor experiencia como Bryan Ruiz y los jóvenes deben respetar, lo ven como uno de sus iguales y no lo es, él es nuestro capitán. Fernán Faerron demasiado engreído, Albert Rudé demasiado timorato”, afirmó Piñar.

Ella propone liquidar a varios jugadores, a pesar de que sabe que todos se esfuerzan, “unos por el resultado, pero otros por figurar”.

Yamileth Quirós expresa que el problema de la Liga es que llegan técnicos que no saben acomodar los futbolistas.

“Aparte de que hay jugadores que es tanto el dinero que ganan que han perdido la humildad. No doy crédito de tratarlos mal ni a ellos, menos sus familias, jamás. Yo de corazón amo mi Liga y sigo aquí de pie”, apuntó Quirós.

Rafael Álvarez considera que los jugadores presentan mucha ansiedad en estas etapas finales, por ganar el campeonato y eso los lleva a errar.

“Andrés Carevic y Albert Rudé no han sabido leer los partidos realmente importantes y nunca presentaron variantes, eran muy predecibles en su juego y también se casaron con jugadores que no estaban rindiendo. Además, la lectura para realizar los cambios era incorrecta, dieron muchas ventajas al rival”, exteriorizó Álvarez.

Pese a eso, es sincero y dice que un cambio más de timón no es prudente. Es del criterio que Rudé debe de mantenerse y empezar a subir a los jugadores del alto rendimiento y de la U-17 para ir haciendo el cambio generacional y que eso no tome por sorpresa a Alajuelense, con las figuras que van de salida.

Alexánder Martínez opina que Alajuelense tiene dos problemas. El primero es que los últimos entrenadores no conocen el medio y que eso pesa.

“Son muy profesionales, pero el formato del campeonato premia la ‘espuela’ y no el profesionalismo. Por eso Alajuelense necesita entrenadores que conozcan de este tipo de instancias, como el Macho Ramírez por ejemplo”, reseñó Martínez.

Como segundo punto achaca los males de la Liga a la parte mental, aunado a que Alajuelense se llenó de jugadores sin identidad rojinegra que no sienten el escudo que llevan en el pecho.

“Y se acostumbraron a perder. Llegan a finales sin la mentalidad de ganarlas. Alajuelense se convirtió en el equipo que pierde finales, tal como le sucedía en su momento a Herediano”, añadió.

Luis Diego Fernández opina que las fallas de la Liga están primeramente en la actitud y que falta más liderazgo por parte de quienes deben llevar las riendas.

“Los jugadores no son los que mandan y un técnico de experiencia de verdad, sería bueno Pinto como entrenador. Y que jueguen con amor a la camiseta”, dijo Fernández.

Álvaro Luna es otro de los que piensa que el pero está en la falta de identidad liguista en los jugadores, pues considera que les da lo mismo si pierden o empatan.

“Aparte de que (Agustín) Lleida está experimentando con el técnico del primer equipo y no debería ser así, mucho menos después de todo lo que hemos pasado. Se hace muy buen trabajo en femenino y ligas menores, pero en masculino se experimenta demasiado”, adujo Luna.

Él considera también que se necesita inyectar ese ADN liguista ganador desde ligas menores, “pero debe también estar en el equipo de primera y ni el cuerpo técnico lo tiene, entonces es difícil que se transmita”.

Orlando Portuguez es del pensar que en Alajuelense hay varios problemas y enumera algunos: jugadores con mucha edad, otros que en partidos importantes no aparecen, que no tienen amor por la camiseta y el problema mental, con ese miedo a jugar en instancias finales.

En cuanto a posibles soluciones, propone quitar a los de mayor edad y darles campo a los jóvenes, que se comprometan y en todos los partidos den el 100, que aprendan a querer al equipo y respetar la camiseta; así como que un psicólogo les quite el trauma mental para cuando llegan a instancias finales.

“Nota adicional: que jueguen con amor y coraje, de esas dos cosas están adoleciendo en gran cantidad los jugadores de la Liga, especialmente coraje”, indicó Portuguez.

María Elena Carrillo dijo que antes de emitir su criterio quería decir que se siente muy triste por todo lo que le está sucediendo a su querida Liga Deportiva Alajuelense, porque asegura que la Liga es la comidilla de los medios de comunicación, de personas inmersas en el fútbol y exfutbolistas que se dan el lujo de opinar desde afuera.

Luego indica que lo que le está sucediendo a la Liga tenía que pasar, pues desde hace rato ha estado haciendo cambios de perfil estratégico, pero que todavía no ha calado en la ejecución de campeonatos del equipo mayor, como se quiere.

“Yo creo en el proceso de la Liga y creo que todo lo que se está haciendo va a dar frutos, eso es construcción. Hoy nos rasgamos las vestiduras por no tener campeonatos, porque un gran porcentaje de los que viven el fútbol tienen pensamientos cortoplacistas y la Liga ha apostado por construir a largo plazo. Los títulos van a llegar, estoy segura”, destacó Carrillo.

Dentro de su reflexión, ella señala que a corto plazo se debe trabajar en la parte emocional de los jugadores, pues la opinión de otros los está permeando, incluso hasta los más experimentados.

“La Liga debe cuidar que los que juegan sean los primeros en entender lo que se está haciendo, en lo que se quiere lograr y asegurar la medición de los objetivos con ellos más allá de si sale de titular o no, o si ganan partidos y campeonatos”, citó.

Además, dijo que se debe capacitar a los futbolistas en su seguridad personal, en un empoderamiento como persona y como futbolista que les ayude a creer en ellos mismos y en lo que pueden lograr.

“Yo creo en el proceso, creo en lo que se está haciendo. Por primera vez en la historia de Costa Rica llega una persona que piensa estratégicamente en el fútbol, y eso le está doliendo a muchos, sobre todo a los que piensan operativamente y a corto plazo. Crecer duele, pero debemos soportarlo y decidir si queremos ser parte, o simplemente espectadores prestos a criticar”, agregó Carrillo.

Gustavo Adolfo Murillo opina que parece que existe un exceso de comodidad y buenas condiciones; así como una falta de ambición y hambre de triunfos.

“Carevic y ahora Rudé han mostrado tener los conocimientos para hacer a un equipo jugar bien, pero no el colmillo y la experiencia para enfrentar instancias finales. Con (Luis) Marín, por más que le duela, el equipo no mostraba ninguna idea futbolística. Con Carevic buenas ideas y resultados, pero incapacidad para jugar instancias finales y con Rude hasta ahora, buenas ideas futbolísticas, pero falta de contundencia y vértigo”, analizó Murillo.

Eso lo lleva a pensar que la solución parece ser menos chineos y más exigencia y que quizás para esto se requiera además un técnico ganador y exigente.

“Técnicos como Rudé y Carevic con el tiempo pueden conseguirlo, pero quizás se agotó el tiempo para buenas ideas y pocos resultados, que ofrecen técnicos sin experiencia”.

Murillo afirma que en lo administrativo y logístico, a esta dirigencia no se le puede reclamar nada, pero le parece que han pecado de paternalismo.

“La imagen de Bryan Ruiz entrando para jugar dos minutos pidiéndole al cubano que se apurara, y éste que ni se inmutara y siguiera con su pasito tun tun, demuestra dos realidades del camerino. Y los de mentalidad pasiva deben dar paso a los luchadores”.

Finalmente, Murillo encuentra algo bueno dentro de lo malo y es que “la prensa no puede parar de hablar de la Liga para mal o para bien, perdiendo hasta brillo la gran final del campeonato. Esto demuestra la grandeza de este club y lo mucho que por ahora le está adeudando a su afición”.

Luzvina Sibaja contestó que el problema de la Liga son algunos jugadores que no tienen ADN de manudos, que solo están ahí por negocio, porque les pagan un buen salario y tienen instalaciones de lujo.

Andrés Soto encuentra tres problemas en Alajuelense y el primero es la parte mental y se fundamenta en las propias palabras de Bryan Ruiz, cuando dijo que el equipo entraba en nerviosismo en estas etapas.

“Hay jugadores claves que se han caído mentalmente desde la semifinal pasada, jugadores como Leonel Moreira, Johan Venegas, Alex Lopez no han rendido lo mismo; el caso de Marcel Hernández desde supo que tenía que afrontar juicio por el tema legal sus números han ido cayendo y el aporte al equipo no ha sido el que se espera de él”, opinó Soto.

Luego mencionó la parte física, detallando que muchos de los jugadores no tuvieron un adecuado descanso por el tema Selección y que llegaron reventados al inicio de campeonato.

Además, cuestiona el armado de la plantilla, pues dice que han sido muchos fichajes bombas, pero fuera de ritmo competitivo, quitándole el lugar a algún joven que quiera demostrar su capacidad con hambre por sobresalir.

Sergio Álvarez detalla que se ha perdido respeto a la camiseta y valor a la institución, que si se contrata jugadores de élite deben rendir y demostrar el porqué están en Alajuelense.

“Pienso que hay mucho chineado y no valoran la oportunidad; deben salir ciertas figuras, porque hay mucho con demasiado y no se ve la diferencia. Del equipo se ocupa garra y corazón, no es lo mismo sentir la camisa que usarla como dijo Mauricio Montero”, sintetizó Álvarez.

Carlos Alfaro achaca la culpa al entrenador, porque se ha presentado “mucho chineo con ciertas figuras y paradójicamente el irrespeto a otras de verdadera jerarquía, lo cual crea liderazgos no funcionales, todo a la sombra de la ignorancia de los entrenadores que contratan, que no conocen la esencia de la Liga”.

En su relato, Alfaro dice Rudé no es culpable de que a los jugadores no les salgan las cosas, “pero sí de escoger la alineación titular, los cambios y las designaciones para los cobros de sanciones”.

“Mucho poder concentrado en la dirección técnica y la gerencia deportiva; la Junta Directiva se lava las manos, igual que lo hace con la cortina de humo de no reconocer más a La Doce, cuando debió hacerlo hace muchísimo tiempo”, acotó.

Rolando Soto indica que en el equipo hay “muchos pechos fríos” que no le ponen ganas y que Agustín Lleida fue el de la idea de contratar a un “entrenador inexperto porque es amigo suyo”. También dijo que la afición merece más respeto y que como socio personalmente está pensando en renovar o no, pues considera que hay “muchos viejos que no hacen diferencia y jóvenes que no les dan chance”.

Carlos Rojas mencionó que la escogencia del técnico es el problema, porque “cómo vamos a traer un entrenador que nunca a dirigido un equipo. Allí esta el pecado”.

José Barrera cree que falta que los jugadores se disciplinen y se la crean más; aparte de que en etapas finales deben llevar todo un programa de motivación y psicología a nivel individual y grupal para que estén alineados.

Finalmente, Juan Arias reprueba la gestión de Agustín Lleida y Fernando Ocampo, pues afirma que él cambiaría el CAR por títulos.

“No hay exigencia a los jugadores y están en una zona de confort. La final pasada anterior con todas las condiciones y no se logra el campeonato salen diciendo que el proceso continúa y no habría salida de jugadores. Se inclinaron por quitar a Carevic cuando ya vemos que han pasado dos técnicos más y se siguen acumulando fracasos, alardean con los bicampeonatos de las divisiones menores o la femenil, pero se olvidan que la afición exige el título del primer equipo”, anotó Juan Arias.

Si desea unirse al canal AlajuelenseLN en Telegram, aquí encontrará el enlace directo.

Fanny Tayver Marín

Fanny Tayver Marín

Graduada en la UIA. Con más de 15 años de experiencia, escribe sobre Alajuelense, ciclismo, ciclo olímpico y más. Entre sus coberturas destacan juegos eliminatorios de la Selección, el Tour de Francia, el Mundial de voleibol en Japón y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.