Fanny Tayver Marín. 5 marzo
Róger Rojas (21) fue suplente e ingresó en el minuto 83, sustituyendo a Alex López. Fotografía: Diana Méndez.
Róger Rojas (21) fue suplente e ingresó en el minuto 83, sustituyendo a Alex López. Fotografía: Diana Méndez.

Róger Rojas confesó que tuvo una semana "horrible" al enterarse de que no sería de la partida ante Herediano.

Al atacante hondureño no le hizo gracia esa medida de Nicolás dos Santos y así lo manifestó tras el juego entre florenses y rojinegros que terminó empatado a un gol, con anotaciones de Yendrick Ruiz y Cristopher Meneses.

"Me tomó por sorpresa, no me lo esperaba, después de venir jugando seguido y estar anotando uno como delantero no se espera eso, pero el entrenador es el que manda, el que decide y decidió dejarme en la banca", comentó el catracho, quien es sublíder de goleo con nueve anotaciones, escoltando a su compañero Jonathan McDonald, que registra 10 tantos.

Rojas se perdió la primera fecha del torneo porque aún no tenía el permiso de trabajo para ser inscrito y después de eso había sido titular en todos los juegos, a excepción de aquel partido en el que la Liga hizo una rotación masiva para visitar al campeón nacional, Pérez Zeledón.

Ese día, en San Isidro de El General, él estuvo en la suplencia, algo que se repitió hasta el sábado, en Heredia.

De los 11 partidos en los que Rojas ha sido titular, en cuatro salió de cambio.

Contrario a su caso, Jonathan McDonald es el único futbolista de la Liga que ha jugado los 14 encuentros completos disputados por su equipo hasta el momento.

Jonathan McDonald ha jugado 1.290 minutos en lo que va del Clausura 2018. Fotografía: Diana Méndez.
Jonathan McDonald ha jugado 1.290 minutos en lo que va del Clausura 2018. Fotografía: Diana Méndez.

"Es difícil para uno como delantero, ojalá que esto no me corte la racha, en lo personal me sorprendí, pero tengo que respetar al entrenador y ojalá que así a como tuvo el valor de sacarme a mí, tenga también el valor de sacar al otro delantero (McDonald), porque somos varios que podemos rotar", afirmó el hondureño.

En lo que va del torneo, la visita a Herediano se convirtió en la primera ocasión en la que Dos Santos alineó a un solo hombre en punta, siendo Rojas el sacrificado.

Pareciera que ese ajuste era solo para ese juego de alta tensión para una Liga que llegaba con dos derrotas en fila, con dos figuras titulares suspendidas (Porfirio López y Luis Garrido) y con la urgencia de puntuar de visita ante el líder del Clausura.

Semanas atrás, el propio Dos Santos dijo que él contaba con la pareja de ataque más letal del fútbol centroamericano, algo que se corroboró al hacer un repaso por cómo se desenvuelven los goleadores del Istmo.

Rojas insiste en que su semana "fue horrible, la verdad, pero ojalá que sean parejos con todos, no solo conmigo".

Aparte de Mac y Roro, hay otros atacantes que también están a la espera de una oportunidad en la Liga, como Bryan Jiménez, que ha jugado 160 minutos, el panameño Abdiel Arroyo que registra 54 minutos, o Yuaicell Wright, quien solo suma 13 minutos en la cancha con Dos Santos.

Sobre ser suplente, Rojas dijo: "No me gusta, pero qué vamos a hacer, el entrenador manda, hay que apoyar al compañero que le toca entrar, como a (Jake) Beckford que entró, igual que (Daniel) Villegas, (Pablo) Gabas, no venían jugando y uno tiene que ser buen compañero, apoyar al que le toca, porque hay que hacer grupo, hay que hacer familia y apoyarlos desde la banca".

Pero él también sabe que ser un relevo es parte del fútbol.

"Todos somos igual, me tocó a mí y esperemos que en el siguiente juego en casa estemos dos delanteros".

Por varios lapsos, a Jonathan McDonald se le veía muy solo y al consultársele a Rojas si cree que el melenudo lo necesitaba ahí, respondió: "Si digo que sí le hice falta es como faltarle el respeto a mis compañeros que lo hicieron bien, Gabas jugó bien, Villegas entró bien, el mismo Beckford hizo en gran partido, entonces mejor decir que ellos lo hicieron bien y a mí me tocó en el banco apoyarlos y lo poco que jugué quise anotar, pero no me quedó ninguna".

Y agregó: "Es que uno quiere jugar, pero uno tiene que ser compañero, respetar al entrenador que es el que manda y el que toma la decisión, no generar conflictos ni peleas en el camerino, porque el camerino está bien, está tranquilo, me tocó apoyar y me siento orgulloso del esfuerzo que hicieron mis compañeros".

Sin molestias. "Son cosas que vamos a manejar a lo interno, en el camerino, aquí todos estamos bajo un mismo objetivo, aquí ningún jugador puede estar por encima de la institución, son muchos años de historia y lo que toque hacer hay que hacerlo, sin parpadear, sin tener ningún tipo de molestia, porque aquí estamos todos para sumar", comentó Jonathan McDonald al conocer las impresiones de Rojas.

Recordó que en los últimos años ha jugado acompañado o solo y que cuando no tiene compañero de ataque eso le da libertad de movimiento.

"A veces querés meter una diagonal y el compañero está ahí parado y te llena la zona, pero cuando hay entendimiento, bueno, como cuando juego con él es importante para el equipo".

McDonald considera que el hecho de que ante Herediano la Liga solo usara un delantero estelar obedece a que el equipo de Jafet Soto juega con muchos hombres en la zona medular.

"Nosotros teníamos que hacerlo sí o sí, son determinaciones tácticas en pro del equipo. Por lapsos sí, pero teníamos que controlar el mediocampo de Heredia, ellos ponen mucha gente. Grecia nos puso mucha gente ahí y nos crearon diferencia en esa zona, así que veníamos con la intención de igualarlos a ellos, tuvimos la posesión de la pelota, logramos moverlos de un lado para otro y a ellos les duele que les hagan eso en su cancha", finalizó.

Alajuelense recibirá a Pérez Zeledón el sábado, a las 7 p. m.