Fanny Tayver Marín. 26 enero, 2020
La familia de Bernald Alfaro siempre va a los partidos de la Liga. En la fotografía aparecen su papá, don Gerardo, su hermana Marianela y su mamá, doña Ana Lorena. Fotografía: Cortesía Marianela Alfaro
La familia de Bernald Alfaro siempre va a los partidos de la Liga. En la fotografía aparecen su papá, don Gerardo, su hermana Marianela y su mamá, doña Ana Lorena. Fotografía: Cortesía Marianela Alfaro

Fue el jueves pasado cuando Rónald González dio la lista de los jugadores convocados a la Selección Nacional para el amistoso contra Estados Unidos que será el 1°. de febrero en Los Ángeles. Entre los 23 elegidos está Bernald Alfaro, quien por primera vez fue llamado a la Mayor.

Para él fue una emoción muy grande, pero no quería desenfocarse, porque antes de integrarse a la Tricolor, tenía que afrontar el partido entre Liga Deportiva Alajuelense y Cartaginés que terminó con empate a un gol.

Sin embargo, admite que al recibir ese primer llamado fue como una inyección de motivación para intentar hacer mejor aún las cosas en la cancha.

“La verdad que es más importante de ahora en adelante, porque ya se está en los ojos del seleccionador nacional, ya se trata de hacer las cosas incluso mejor. Es una responsabilidad grande, pero lo tomo con mucha emoción y trataré de hacer las cosas bien para llenarle los ojos”, apuntó Alfaro en la zona mixta del Morera Soto.

El volante hizo un gol en la final anterior que le sirvió de trampolín para pelear con más fuerza por la titularidad.

“Siento que estoy pasando por un buen momento en mi carrera deportiva, esto es así, hay buenos y malos momentos también. Todavía me queda muchísimo por aprender, no me pongo un techo, quiero terminar de consolidarme aquí en la Liga y aportarle mi granito a la Selección”, citó.

Ese momento en que se dio la convocatoria, jamás se le olvidará, porque en su casa se celebró como todo un acontecimiento.

“Mi papá (Gerardo Alfaro) lo recibió lo más emotivo, hasta lloró, porque sabe que es un sacrificio que uno ha hecho desde hace muchísimo tiempo. Desde Carmelita, no solo en Primera División, sino en ligas menores y todo el esfuerzo que se hace. Al final, es un premio por todo eso y ahora lo que queda es reaccionar a la altura, hacer las cosas bien y que lo sigan llamando a uno”, citó.

Bernald Alfaro puede desempeñarse en todas las posiciones del mediocampo. Fotografía: Kevin Cordero / Prensa Alajuelense
Bernald Alfaro puede desempeñarse en todas las posiciones del mediocampo. Fotografía: Kevin Cordero / Prensa Alajuelense

Y agregó: “Mi mamá (Ana Lorena Alfaro) y mi papá estaban muy felices, son los que lo ven a uno levantarse temprano para ir a entrenar todos los días durante diez años tal vez hasta que llega ese momento tan especial, entonces ellos también lo reciben como un premio. Todos estamos muy contentos”.

Esa lista, literalmente acabó con la tranquilidad en la casa de Bernald.

“Con todos ahí hicimos un escándalo celebrando, pero ya pasó y ahora hay que tratar de enfocarse en lo que viene. Yo de niño veía a muchos jugadores, pero con los que más me identifico en la parte futbolística son Celso (Borges), (David) Guzmán. Hay muchos que han pasado por ahí que son referentes que son ídolos de uno desde pequeño, que ahora me queda aprender de ellos y es una bendición para mí llegar ahí”.

Su hermana, Marianela Alfaro, fue otra de las que se emocionó a más no poder. La dos veces mundialista de voleibol y que actualmente juega con Santa Bárbara lo contactó apenas se enteró de la noticia.

“Dos segundos después de que Rónald dio la convocatoria me estaba llamando, a pesar de que estaba trabajando, pero quería felicitarme porque ella mejor que nadie sabe lo complicado que es, que la Selección no es para cualquiera realmente y ahora hay que comportarse a la altura. Al verme ahí en esa lista es cumplir un sueño, yo estoy demasiado feliz realmente”, indicó.

Bernald Alfaro fue titular contra Cartaginés y jugó todo el partido. Fotografía: John Durán
Bernald Alfaro fue titular contra Cartaginés y jugó todo el partido. Fotografía: John Durán

Entre risas, ella contó a La Nación que esos dos segundos de los que habla Bernald fue el tiempo que duró desbloqueando el celular.

“Mi reacción con la convocatoria de Bernald fue similar a la del resto de mi familia, todos estamos muy contentos por esta oportunidad que se le está dando. Estamos conscientes de que esta convocatoria es una oportunidad que él tiene que aprovechar, que él tiene que tomar con toda la seriedad y la humildad posible, que tiene que mostrar en cada entrenamiento todo lo que puede dar y su tuviera la oportunidad de jugar pues con más razón darlo todo por la Selección, por los colores de un país que es lo que uno añora como deportista vivir, defender los colores del país”, comentó la voleibolista.

Recalcó que en la casa todos están contentos, pero que también, en la familia optaron por sentarse a hablar con el futbolista de 22 años.

“Le hemos hecho ver que esto es una gran responsabilidad, que él tiene que tomar con mucha seriedad, con agradecimiento y respeto hacia todo un país, que es una oportunidad, que así a como se le abre esta puerta, si él no sabe aprovecharla se le va a cerrar, entonces tiene que dar su máximo, en los entrenamientos y seguir haciendo su buen trabajo en la Liga. A finales del año pasado y a inicios de este está jugado a un buen nivel, pero tiene que mantenerlo, porque los buenos jugadores son regulares siempre, sin picos de rendimiento y debe seguir así. Estamos contentos, pero poniéndole los pies en la tierra”.

Con su experiencia como seleccionada de voleibol, lo que ella le dice a Bernald es que aproveche al máximo esta oportunidad.

“Ahí va a compartir con jugadores de otros equipos que tienen un renombre importante y que él tenga la humildad de ver que debe aprender de ellos y tomar estas experiencias y como se dice, sacarle el jugo y extraer todo lo que pueda de jugadores que tienen más experiencia que él”, finalizó Marianela.