Juan Diego Villarreal. 25 noviembre, 2020
Berny Ulloa reprendió a Diego Armando Maradona, tras botar la banderilla del tiro de esquina, en el partido Argentina - Inglaterra, durante el Mundial de México 86. Tomada: Buzón de Rodrigo
Berny Ulloa reprendió a Diego Armando Maradona, tras botar la banderilla del tiro de esquina, en el partido Argentina - Inglaterra, durante el Mundial de México 86. Tomada: Buzón de Rodrigo

Sin duda fue el costarricense que estuvo más cerca en aquel partido donde el argentino Diego Armando Maradona se inmortalizó con el llamado gol con la Mano de Dios, durante el juego en que la Selección de Argentina derrotó a Inglaterra 2-1.

El exsilbatero Berny Ulloa fue guardalínea en aquel famoso compromiso de la Copa del Mundo de México 86, el 22 de junio de aquel año, donde incluso se dio el lujo de llamarle la atención al ‘Pibe 10’, cuando tiró al suelo la banderita del tiro de esquina, en una anécdota inigualable.

Además presenció la anotación que para muchos es la más bella de los mundiales, cuando el suramericano dejó en el camino a cinco jugadores ingleses y al guardameta Peter Shilton, luego de conducir la pelota desde la media cancha dejando desparramados a sus perseguidores.

Berny Ulloa también estuvo en la final donde la estrella se proclamó campeona del mundo frente a Alemania (3-2). El juez nacional se topó con Maradona en cuatro partidos, en dos mundiales (México 1986 e Italia 1990).

La inolvidable anécdota de Diego Maradona y Berny Ulloa

¿Porqué botas la bandera?. Pero no cabe duda que el momento más significativo para el réferi tico fue ese primer contacto con Maradona, en el duelo ante los ingleses, antes de un tiro de esquina en los primeros 45 minutos de juego.

“Aquella situación sucedió cuando Diego fue a cobrar un saque de esquina y me pidió que le corriera a los camarógrafos y fotógrafos, porque le estorbaban. Yo así lo hice y en ese momento, en que estaba corriendo la gente para darle a él un espacio para que ejecutara el tiro de esquina, bota la bandera, entonces yo le digo: ¿por qué botas la bandera? y él me dice que le estorba. Le digo que no puede botarla, que tiene que ponerla en su lugar, entonces en ese momento me dijo que no rompiera las bolas (dicho argentino)”,comentó Ulloa.

“Diego se inclinó y la recogió y la puso en su lugar, pero dejó la bandera botada, entonces yo le dije que también la bandera y me decía que yo seguía jorobándolo. Un poco más enérgico le expliqué que debía ponerla bien porque sino se iba a ganar una amonestación. Entonces la puso solo encima y le digo: Diego tiene que ponerla en orden, como estaba. Y cuando la puso me dice: Señor, ¿ya complacido? Sí, le dije y me eché para atrás y ya no hubo problemas porque la verdad que él tomaba poco impulso para hacer el saque y ejecutó y ahí terminó la situación”, indicó Ulloa meses atrás a Palo y gol de Argentina.

Berny Ulloa fue testigo del saludo del argentino Diego Armando Maradona y el alemán Karl-Heinz Rummenigge, durante la final del Mundial de México 86. Tomadas de Facebook
Berny Ulloa fue testigo del saludo del argentino Diego Armando Maradona y el alemán Karl-Heinz Rummenigge, durante la final del Mundial de México 86. Tomadas de Facebook

En la segunda parte del juego vino la acción de la polémica anotación donde Maradona tocó el balón con su mano y superó al guardameta británico.

“Recuerdo que en aquel partido yo estaba como guardalínea al otro lado del campo porque el búlgaro (Bogdan Dochev) corría esa banda. Cuando se dio la anotación me pregunté cómo un jugador de tan baja estatura pudo ganarle el salto al portero. Habían muchas dudas de lo que había sucedido, si era gol legítimo o había sucedido alguna infracción. Fue hasta que llegamos al hotel y vimos la acción, que él había metido su mano para ganarle el salto al portero”, confesó Ulloa.

Berny después se topó a Maradona en Italia 90 en un partido frente a Rumanía como cuarto árbitro, donde Diego lo reconoció, le saludó y hasta le preguntó por su familia.