6 septiembre, 2010
 Daine Richarson es despojado de la pelota por el lateral izquierdo de la Tricolor, Júnior Díaz, jugador del Brujas de Bélgica. Devon Ching / Para La Nación
Daine Richarson es despojado de la pelota por el lateral izquierdo de la Tricolor, Júnior Díaz, jugador del Brujas de Bélgica. Devon Ching / Para La Nación

La Tricolor le dijo adiós a la era de Ronald González en uno de los juegos más deficitarios de los siete que disputó bajo el mando del costarricense, al caer derrotada 1-0 ante Jamaica ayer.

La Selección fue víctima de uncombinado caribeño modesto, respaldado únicamente por su velocidad, potencia, físico y la localía del Estadio Nacional de Kingston.

El equipo de González ofreció una presentación para el olvido, con un once titular que varió muy poco del empate a dos ante Panamá, el viernes.

Del juego ante los canaleros, únicamente no saltaron al terreno Josúe Martínez y Adrián de Lemos, por decisión técnica, mientras que Álvaro Saborío y Heiner Mora reportaron molestias físicas previo al partido con los caribeños.

Las variantes le dieron oportunidad a Patrick Pemberton, Ricardo Blanco, Álvaro Sánchez y el delantero Manfred Russell de aparecer en la formación inicial.

Desde muy temprano en el reloj, los locales imprimieron su velocidad y físico en el juego, ambas características del balompié jamaiquino, y lograron poner en apuros a los ticos, que esperaban más estudio de esos primeros minutos.

La receta caribeña; sin embargo, se vio debilitada por sus carencias en la definición, que impidieron que los locales abrieran el marcador más temprano.

Costa Rica se dedicó a lo suyo: toques en corto, juego por las bandas y un futbol más pausado, que lentamente les abrió el camino al territorio de los jamaiquinos.

Poco a poco, y gracias a las efímeras sociedades entre Sánchez y Russell le llegó a Costa Rica su más clara opción de abrir el marcador, cuando el volante sirvió al ariete solo frente al arco, pero este envió el balón muy desviado ante el achique del portero Dwayne Miller.

La Selección Nacional empezó así a ganar confianza , de hecho terminó la primera mitad con un control parcial de las acciones, brindando la errada impresión de que lo peor ya había quedado atrás.

El complemento llegó bajo la misma consigna. Los trazos largos de los jamaiquinos ponían correr a los ticos. que controlaban con más ímpetu, que acierto.

Las facilidades que la visita brindaba solo eran niveladas por la impotencia local, haciendo del juego uno trabado, sin fluidez y con raquíticos destellos de futbol.

Bryan Ruiz, el referente tico, hizo poco y nada ayer; el del Twente jugó con camisa de fuerza.

Las variantes llegaron a tropel para uno y otro bando. González apuntó al olfato de Josúe Martínez, a la velocidad de Juan Diego Monge y de Argenis Fernández y el control de Juan Gabriel Guzmán y José Miguel Cubero, pero nada funcionó.

Al 66’, un contragolpe puso a Ryan Johnson de cara al marco, luego de que le robara de forma infantil la espalda a Roy Miller. El delantero se perfiló y fusiló sin piedad a Pemberton para el 1-0 definitivo.

Con la derrota, Costa Rica mantuvo nueve años de no vencer a Jamaica en su patio, una nefasta marca respaldada a todas luces por lo exhibido ayer por el ahora huérfano combinado tricolor. Nota elaborada con base en la transmisión de Canal 7