24 diciembre, 2002

Sin terminar de festejar la corona alcanzada anteayer como el primer campeón oficial de Centroamérica, la Liga Deportiva Alajuelense recibió ayer la confirmación de que todavía no podrá dar el salto a su siguiente meta: la I Copa Panamericana en el 2003.

La razón es que el torneo continental fue suspendido por el Comité Ejecutivo de la Confederación Suramericana de Futbol (Conmebol), en reunión del 10 de diciembre en Asunción (Paraguay).

“No ha podido concretarse la Copa Panamericana. Hay mucha saturación de fechas en el calendario de la Conmebol y la Concacaf, y además todavía no se ha podido dar un acuerdo entre ambas organizaciones”, explicó ayer desde la capital guaraní su jefe de prensa, Néstor Benítez Segovia.

Alajuelense y su escolta, el Árabe Unido de Panamá, fueron anunciados el domingo por la UNCAF como los dos equipos del área en la cita panamericana.

Pero por ahora esa opción quedó en el limbo, ante el acuerdo unánime de la Conmebol. Benítez dijo que Suramérica ya tiene definidos los dos torneos de clubes que organizará el año próximo.

La Copa Libertadores de América, que se disputa desde 1960, se jugará en el primer semestre del 2003 y la naciente Copa Suramericana en el segundo semestre.

“No se descarta que se juegue en el 2004, porque hay una intención de que la Concacaf se logre integrar porque le viene bien medir sus fuerzas con Suramérica”, declaró el portavoz de Conmebol.

Benítez dijo que se espera que se dé “un punto de equilibrio” entre los intereses de las dos partes, para que se produzca el acuerdo. “Al tema del torneo le falta profundizarse más, porque la Concacaf no ha dado una respuesta clara y también ha tenido problemas de calendario”, admitió.

Esperanza liguista

Sobre el tema, el presidente rojinegro Rafael Ortiz declaró ayer que se tiene la esperanza de que la Liga pueda entrar a la I Copa Panamericana, si el 27 de enero la Conmebol y la Concacaf logran conciliar en los puntos que los tiene separados en estos momentos.

“No nos sentimos engañados. La meta era ganar el título del área y luego hacer gestiones para entrar a la Copa, donde habrá mayor contenido económico y más proyección internacional con los contratos de televisión”, agregó.

Según Benítez, está proyectado la participación en la Copa Panamericana de la Red O’Globo de Brasil, de Traffic y Torneos y Competencias y Fox Sports, grandes corporaciones televisivas del continente vinculadas al futbol.

El torneo fue concebido para sustituir las Copas Mercosur y Merconorte, como una opción de ampliar el panorama competitivo y geográfico de los 32 clubes (23 del Sur y nueve de la Concacaf).

Sin embargo, la Concacaf rechazó el formato, aseveró su vocero Rick Lawes. El deseo es que hayan más de nueve equipos en la competencia y que los clubes de Brasil y Argentina se enfrenten en la primera fase a los del área, y no en una segunda o tercera ronda. “Aún estamos en conversaciones con la Conmebol y esperamos llegar a un acuerdo”, agregó.