17 julio, 2003

Belo Horizonte (Brasil), 17 jul (EFE).- El centrocampista chileno Claudio Maldonado, uno de los que más tarjetas amarillas y rojas recibió en el fútbol brasileño por su rudeza, atribuyó hoy su adhesión al "juego limpio" a los consejos del entrenador Vanderlei Luxemburgo, que también es su suegro.

El futbolista dijo al informativo "pele.net" que las orientaciones del técnico del Cruzeiro, equipo líder del Campeonato Brasileño, le ayudaron a cambiar su estilo rudo de juego.

Sostuvo que se ha aplicado mejor en la cancha para anticipar las intenciones del adversario y que, gracias a ello, hace dos partidos que no recibe cartulinas amarillas.

"No he vuelto a forzar faltas exageradas. Si Dios quiere, mantendré la actitud por muchos partidos más", observó el chileno Maldonado.

"El futbolista suramericano, chileno, argentino, uruguayo es así. Juega con mucha fricción los partidos enteros. Por eso a veces quedamos con fama de violentos, pero aún estoy a tiempo de cambiar, ya que estoy en el fútbol brasileño", sostuvo el ex jugador del Sao Paulo. EFE

hbr/omg