31 agosto, 2006

Cristian Bolaños no podrá jugar esta temporada con el Charlton de la Liga Premiere inglesa porque las autoridades de ese país le negaron el permiso de trabajo.

Tal requisito era indispensable para que Bolaños se incorporara a los Addicks (como se conoce al Charlton), que adquirieron su ficha del Deportivo Saprissa mediante un convenio de préstamo por una campaña.

El volante firmó con los ingleses el 9 de agosto y regresó al país mientras se resolvía su situación.

No obstante, el Ministerio del Interior de Inglaterra ( Home Office ) rechazó el permiso laboral, pues Bolaños no ha jugado al menos el 75 por ciento de los partidos de la Selección en los dos últimos años, tal y como se le exige a todos los futbolistas no comunitarios.

El Charlton apeló, pero ayer el Ministerio rechazó el alegato y le cerró las puertas al jugador durante un año, pues solo se puede apelar una vez en doce meses.

La única salida a este embrollo podría ser que otro equipo europeo acepte a Bolaños esta temporada. Ayer, el representante argentino Horacio Patanián corría contrarreloj a encontrar algún club, pues el plazo para fichar futbolistas en el Viejo Continente vence justamente hoy.

Prórroga. El Saprissa, por su parte, anunció que exigirá el pago de los $250.000 por el préstamo de Bolaños, tal y como se había firmado en su momento.

No obstante, los morados ofrecieron prorrogar el convenio de préstamo por seis meses, de forma que la ficha de Bolaños pertenezca al Charlton hasta el 31 de diciembre del 2007 y no hasta el 31 de mayo de ese año, como aparece en el contrato original.

“Es un gesto de buena voluntad”, explicó el gerente deportivo Jeaustin Campos. “La idea es que Cristian se incorpore al equipo inglés la próxima temporada, cuando tenga más partidos con la Selección, y pueda jugar ahí al menos durante seis meses”.

A Saprissa le interesa que Bolaños actúe con la camisa del Charlton para que los ingleses se animen a ejecutar una opción de compra por $2,5 millones, que tienen derecho a hacer válida cuando concluya el préstamo.

El jugador, por su parte, permanece en Costa Rica a la espera de noticias. “El que se está encargando de todo es Horacio (Patanián, representante), antes de que se cierre el mercado de transferencias”, aseveró ayer.

El entrenador del Charlton, Ian Dowie, lamentó la decisión del Home Office . “Me sorprendió el veredicto. Él está en gran forma”.