Opinión

Nuestro derrotero

12 de octubre de 1946

Un grupo de costarricenses, representativo de las fuerzas vivas del país, ha creído necesaria y oportuna la aparición de un nuevo órgano diario de publicidad.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.