Opinión

La última humillación de Europa

Es necesario que las clases gobernantes de Europa renuncien a su poder exorbitante y adopten, en cambio, la idea radical de un gobierno federal transnacional

Una «lección brutal de geopolítica»: así describió el periódico berlinés «Der Tagesspiegel» el anuncio de AUKUS, la nueva alianza de seguridad entre Australia, el Reino Unido y los Estados Unidos. El acuerdo es más que un importante golpe financiero para Francia (cuyo contrato con Australia para la provisión de doce submarinos, por $36.000 millones se anuló sin contemplaciones). Puede que el hecho más importante sea que el presidente estadounidense Joe Biden optó por anunciar la creación de AUKUS en una forma que solo es posible interpretar como una humillación deliberada para Francia y, por asociación, para el resto de la Unión Europea (UE).








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.