Foros

Tecnología, creatividad y otras confesiones

Debo confesar que don Pepe tenía razón: ¿para qué tecnología sin creatividad?

“¿Para qué tractores sin violines?”, me preguntó en español un gigante de casi dos metros, con el pelo y la barba blancos y muy parecido a Nicolás, el santo. Sonreí, haciendo un enorme esfuerzo por controlar el sentimiento de emoción y confusión que provocó en mí esa sola frase.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.