29 octubre, 2020

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) aclara categóricamente que la paciente de apellido Alvarado, mencionada en un artículo el domingo 25 de octubre, fue atendida en 41 ocasiones, del 26 de agosto al 27 de octubre, en diferentes centros de la institución.

Contrario a lo afirmado por el medio en la nota titulada “País descuida a víctimas de covid-19 persistente”, la institución no ha escatimado recursos ni esfuerzos para brindar a los pacientes de covid-19 la atención requerida según su condición, a fin de que se recuperen.

En cuanto a lo que Alvarado declara, en el artículo principal y en la nota aparte titulada “Me he encontrado con doctores que me gritan, que no creen que siga enferma”, según el expediente digital de salud, se le atendió en el Ebáis San Joaquín, sede del Área de Salud Belén-Flores, en el hospital San Vicente de Paúl y en el Hospital México.

También se le ha dado una batería de servicios, como valoraciones médicas, cuatro pruebas respiratorias por covid-19, una radiografía y, en su última consulta, pruebas especializadas en el hospital de Heredia.

Andrés Boza Seas, médico a cargo de la logística contra la covid-19, del Área de Salud Belén-Flores, realizó una interconsulta con especialistas del Ceaco y del Hospital México sobre el caso. Está claro que el personal pone interés en la salud de Alvarado.

Es una enfermedad de la cual estamos aprendiendo. La comunidad científica y médica estudian la historia clínica de este coronavirus. Sabemos de algunas secuelas que deja en personas con mayor gravedad y condición crítica, entre las que se han detectado daños en los pulmones, el corazón, los riñones, el intestino, el sistema vascular e, incluso, el cerebro.

Los protocolos de atención de la CCSS incluyen que a todo paciente egresado se le mantenga en control con especialistas, según la situación, incluidas terapias física y ocupacional.

Lo anterior lo confirman dos pacientes consultados que superaron la enfermedad y estuvieron hospitalizados. Uno es de apellido Bolaños, quien dijo: “Desde que me dieron de alta he estado con neumólogo, cardiólogo, endocrinólogo y dermatólogo para poder seguir adelante”. Sin embargo, se contradice, pues afirma que de parte del Seguro “no hubo nada, nada, nada de seguimiento” y también se le cita en una nota aparte, intitulada “Recuperados en las estadísticas nada más”.

Quienes han tenido covid-19 y los síntomas persisten deben ir al centro de salud de su área de adscripción para que se les haga el diagnóstico y defina el tratamiento, basados en su historial y el trabajo en la red institucional.

Dr. Mario Esquivel Salas

Director del Área de Salud Belén-Flores