20 julio

El miércoles 15 de julio en el sitio web de La Nación, en la sección “#NoComaCuento”, se manifiesta que mi persona difunde información falsa sobre el proyecto que impulsa el gobierno para la reducción de la jornada laboral y el salario del sector público.

Mi aseveración en las redes sociales, con fundamento, quedó respaldada durante la comparecencia de la ministra de Planificación Nacional y Política Económica, Pilar Garrido Gonzalo, en la sesión de la Comisión Permanente Ordinaria de Asuntos Hacendarios de la Asamblea Legislativa del 14 de julio.

El diputado José María Villalta le preguntó por qué el proyecto no tocaba el salario de los diputados y de otras jerarquías del gobierno, y le dijo que el proyecto está tan mal planteado que podría generar una nueva y más grave desigualdad porque se les rebaja los salarios a los trabajadores del sector público, pero no a los altos jerarcas del gobierno, quienes perciben salarios más altos y no están sujetos a una relación laboral con el Estado.

El proyecto de ley plantea reducir en un 15 % la jornada laboral al personal de la Administración Pública, pero nuestra jurisprudencia constitucional y laboral establece, de forma reiterada, que los jerarcas, como ministros de gobierno, no están sujetos por una relación laboral y, por lo tanto, no tienen una jornada laboral que reducir. Así lo dejó claro la Sala Constitucional en el voto 369- 2009. La remuneración se rige por una ley especial y se paga por dietas.

Cabe mencionar y llama poderosamente la atención que estos hechos noticiosos, ocurridos en la Comisión Permanente Ordinaria de Asuntos Hacendarios un día antes de publicada la noticia “NoComaCuento: Albino Vargas difunde información falsa sobre proyecto de rebaja salarial a empleados públicos”, ni siquiera fueron tomados en cuenta por los periodistas para elaborar la nota que me ataca, a pesar de que incluso se volvió un hecho informativo nacional y tendencia en las redes sociales.

Solo se abocaron a tomar en cuenta las manifestaciones de la ministra Garrido Gonzalo, puesta en evidencia al suministrar datos inexactos y, posiblemente falsos, a la opinión pública y la misma Asamblea Legislativa sobre los alcances de la propuesta del gobierno.

Queda claro que ni la ANEP ni mi persona difundimos información falsa. Queda clarísimo para nosotros y para la opinión pública que es el gobierno, presidido por Carlos Alvarado, y la ministra Garrido quienes, con tal de afectar a los trabajadores, especialmente a los del sector público, aportan al mismísimo Congreso información incorrecta, inexacta y posiblemente falsa, la cual no solo ustedes no han verificado y, al parecer, más bien se regocijan en hacerse eco y propalar tales inexactitudes. ¡Claro!, es entendible. A ustedes les fascina vilipendiar la lucha sindical y, por supuesto, a quien suscribe este derecho de respuesta.

Albino Vargas Barrantes, secretario general de la ANEP