Editorial

Caos en Venezuela

La instalación de una nueva Asamblea Constituyente en Caracas presagia la cancelación de toda norma de derechos democráticos

La catástrofe que azota a Venezuela es doble. Al tiempo que la represión arremete sobre rieles totalitarios, la economía ya es calificada internacionalmente como un desastre. Los amarres y mordazas a las voces que no apoyan el proyecto de inspiración fascista que promueve la dictadura venezolana procuran ahogar, aún más, el clamor del pueblo por una genuina democracia, con plena libertad de expresión. Y, de la mano con el atropello a las libertades fundamentales, una lápida se cierne sobre la economía venezolana.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.