Columnistas

Página quince: De la propiedad, hablando propiamente

En la nueva modalidad posmoderna, uno encuentra publicidad en postes, en cabinas del ICE recién puestas, con dibujitos groseros e insolentes

La propiedad, por aquí tiene sus bemoles. En su largo camino desde Roma hasta la península ibérica, fue perdiendo una ruedita. Para Julio César y demás, el asunto era proprietas.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.