Columnistas

Osada excursión por nuestras calles

Hola, bienvenido a este osado viaje por las exóticas calles de Costa Rica. Durante el recorrido, usted vivirá una aventura de alto impacto que sus riñones nunca olvidarán.

Si es tan amable, abróchese el doble cinturón de seguridad, pues la compañía no se hace responsable por los dientes que usted podría perder durante un frenazo repentino o un viraje de emergencia.

Notará usted la espléndida selección de grietas, fisuras, huecos y cráteres que decoran sutilmente la superficie de las vías que iremos surcando durante la travesía.

Kilómetro tras kilómetro, apreciará el sorprendente espectáculo que el deterioro y el abandono estatal evidencian, con inmejorable gracia, sobre la carpeta asfáltica.

Con el fin de hacer más real su experiencia, escombros, bacheos mal hechos, “chorreas” de mezcla y rampas hechizas harán ocasionales apariciones para su deleite.

Y, quién sabe, usted tal vez tenga la suerte de encontrarse, frente a frente, con un terraplén o una inundación causada por una de tantas alcantarillas colapsadas.

En este punto del periplo, le ofreceremos una cápsula informativa para que entienda los alcances de la expedición. Usted estará transitando por carreteras que no reciben mantenimiento desde febrero del 2021 debido al vencimiento de los contratos de conservación vial.

Según el Laboratorio Nacional de Materiales y Modelos Estructurales (Lanamme), se van a requerir unos ¢235.000 millones para recuperar esas vías si no se reanudan los trabajos preventivos.

De vuelta a nuestra excursión, lo invitamos a apreciar la belleza de nuestra biodiversidad. Observe cómo los verdes y frondosos matorrales se adueñan lentamente de cunetas, muros y divisiones de las carreteras.

Siéntase como un explorador de Jurassic Park, adentrándose en caminos rodeados por exuberantes follajes que, a lo mejor, oculten en la espesura un tiranosaurio rex o un basurero clandestino.

Llénese de adrenalina al pasar por alguno de los 500 puentes que se encuentran en condición crítica y admire las grandes obras que arrastran enormes retrasos debido a pifias de los políticos de turno.

Esperamos que el tour sea de su entera satisfacción. Si desea experimentar sensaciones todavía más extremas, lo invitamos a que nos acompañe de nuevo cuando termine la estación lluviosa.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.