Columnistas

Duras realidades

Para lograr músculo político, quizá se deba apelar a estrategias que tanto fueron criticadas en el 2018

Las únicas cosas que tenemos claras sobre el nuevo gobierno son las siguientes: (a) que tendrá un débil mandato electoral y, por tanto, un reducido capital político de partida; (b) que será minoría en una Asamblea Legislativa multipartidaria, lo cual le obligará a una persistente labor de creación de alianzas con partidos que no estarán muy felices de ayudarle; (c) que deberá concretar una parte sustantiva del ajuste fiscal, por las resistencias de los partidos a aprobar en el 2021 lo comprometido con el FMI; y (d) que tendrá poquísimo tiempo (un mes) para concretar la hoja de ruta real de su administración, pues los programas de gobierno de los partidos en liza son, ante todo, una declaración de intenciones.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.