Columnistas

Cuando el futuro nos alcance

Hasta los escépticos del cambio climático esconden su desvergüenza

La inmediatez nos asalta inevitablemente. Pero el futuro suele presentarse de repente. Al calor del día, normalmente, las necesidades históricas quedan entre bambalinas. Mientras se atienden problemas inminentes, se inician apenas los cambios culturales conducentes a considerar pronósticos distantes. Las diversas civilizaciones humanas a eso estamos habituadas. Pero de repente ocurre, así opera la ley de Murphy, que dos eventos catastróficos colidan en el mismo instante. Cuando así acontece, lo eventual se vuelve inmediato y en el orden del día se combinan y contradicen las urgencias.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.