Columnistas

Cinco reflexiones apasionadas

Un ajuste fiscal a medias, como el que está en el Congreso, es tan negativo como no hacer ninguno.

Empezaré diciendo que un ajuste fiscal a medias es tan negativo como no hacer ningún ajuste. Si bien las medidas de contención del gasto anunciadas por el Poder Ejecutivo merecen el apoyo de la ciudadanía, lo cierto es que políticos y expertos nacionales e internacionales coinciden en que tanto las decisiones relacionadas con el gasto como la propuesta de impuestos son insuficientes para resolver el déficit fiscal, y esto significa, por una simple aplicación de sentido común, que la reforma debe incluir varias fases de realización y decisiones y acciones que aún no se han tomado.








LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.